20 de sep de 2021

Por fin llegó la austeridad gubernamental en un país donde la mayoría vive de manera austera

Amigo lector hoy quiero hacerle algunas preguntas ¿cuánto gana? ¿le alcanza para tener una vida digna y poder sostener como Dios


Por OFICINA | viernes 14 de septiembre del 2018 , 08:01 p. m.

Amigo lector hoy quiero hacerle algunas preguntas ¿cuánto gana? ¿le alcanza para tener una vida digna y poder sostener como Dios manda a su familia? Comento esto porque la semana que termina ha tenido como tema crucial en la política mexicana la austeridad, porque como usted sabe Diputados Federales y Senadores gozaban de un sinfín de beneficios pagados por nosotros los ciudadanos de a pie; que si facturas por comidas, dulces, bebidas, viajes, tintes de cabello y tantas cosas que los señores representantes populares cargaban al erario público, bajo el argumento de que son nuestros elegidos, y mire que lo hacían políticos de todos los partidos, incluso se repartían dinero en efectivo, que para ayudar al pueblo.
Se imagina usted que en su trabajo le acepten la factura de algún restaurante porque ese día trabajó más de lo normal, capaz que el día que la lleve, su jefe lo corre a patadas de su oficina, porque el mexicano de a pie, el que se levanta temprano al trabajo y no tiene privilegios, si bien le va podrá desayunar algo que su esposa le puso, si su casa queda cerca tendrá chance de ir a comer y si no pues igual, a ver qué me puso la mujer, nada de restaurantes o comidas a domicilio, mucho menos botanas por parte del patrón o de mi jefe inmediato; en cambio nuestros flamantes políticos se ofenden porque les sirven mango en un vaso de cartón.
Han sido tantos los excesos de la clase política en México que ahora que la gente ha pedido un cambio, más de uno se rehúsa a ceder, ¿por qué cree que se dio el conflicto en el Congreso de Hidalgo?, ¿usted cree que es por vocación de servicio o por tener el control de los millones de pesos que se gastan nuestros diputados locales?
Cuando los políticos hablan de austeridad es de tener salarios menores, de no comidas cargadas al erario, así como viajes y otras tantas cosas a las que tienen acceso, hasta en algunos cabildos de la región vemos que les ponen botana, dulces, chocolates, refrescos, agua o café; porque no vaya a ser que en el tiempo que sesionen se queden con la garganta seca, ya ve que hablan mucho y su capacidad intelectual y de conocimientos en la manera de gobernar es tal que debemos cuidarlos.
Este tipo de excesos ha llevado a que quienes llegan a un puesto de elección popular busquen la manera de llenarse los bolsillos de unos cuantos pesos, se olvidan del campesino que labra su tierra y que como ellos no tiene al alcance a todos los privilegios que la clase política tiene, se olvidan de la gente que los llevó al cargo y ensimismados en su “puesto” se creen sabelotodo y no atienden la problemática real que se vive en su localidad.
Y pasa en todos lados amigo lector, los políticos se han olvidado de su pueblo, por eso la gente los cambió y espera que los “nuevos” hagan cosas distintas, que vean por la gente, que sean honestos, que no roben, que trabajen, que dejen de dar favores a unos cuantos y vean por los que menos tienen; tantas cosas espera la gente de un puñado de políticos que hoy se dicen el cambio y que si no lo llegaran a ser, estaríamos en la antesala de un conflicto social de mayores alcances en el país.
Porque mientras algunos se quejan públicamente de una crítica en su contra, afuera la gente padece robos en casa habitación, asaltos a transeúntes, robo de hidrocarburo, pleitos entre vecinos por propiedades, aumento del comercio ambulante por falta de oportunidades laborales y sigue la lista dando, pero eso “todavía no importa” a varios, por no decir muchos políticos, lo que les importa es ver qué favores consigo aprovechándome de mi cargo, importa cuánto dinero voy a conseguir si firmo tal o cual documento, importa ver qué me llevo “al cabo ya me pusieron donde hay”.
Muchos esperamos que eso cambie, que los buenos políticos sigan sirviendo a la gente y los que no se vayan con la vergüenza que da el ser señalados como ladrones e incompetentes, aunque muchos de ellos no tienen dignidad.
SANTO: Mañana en Tetepango se llevará a cabo la primera muestra gastronómica “Aromas del Mezquital”, una apuesta a rescatar tradiciones mexicanas por parte de varios jóvenes encabezados por Antonio Álvarez, en hora buena por este gran evento que se realizará este domingo 16 de septiembre a las 10 de la mañana.        
DEMONIO: Los alcaldes panistas de la región, particularmente en Atitalaquia y Tlaxcoapan, han dejado mucho que desear según la percepción de la ciudadanía, quienes los acusan de ser poco sensibles a las necesidades de la gente y demasiado alejados a la realidad que viven ambos municipios.
 

 

 

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO