20 de sep de 2021

*La tarea es de todos.

Por Jesús González Ni con la llegada de Andrés Manuel López Obrador al gobierno federal y el arribo a Tula de un nuevo pe


Por OFICINA | viernes 23 de noviembre del 2018 , 07:37 p. m.

Por Jesús González

Ni con la llegada de Andrés Manuel López Obrador al gobierno federal y el arribo a Tula de un nuevo pelotón del ejército cambiarán la realidad que se vive en la región con el tema del robo de hidrocarburo en ductos de Pemex, mejor conocido como “huachicol”.

El mundo globalizado en el que vivimos se rige a través de la oferta y la demanda, mientras existan ciudadanos que consuman hidrocarburo robado, existirán los huachicoleros, que son vistos como los nuevos héroes nacionales que le quitan al rico para darle al pobre, que arriesgan su vida con tal de ofrecer un producto a un menor costo a los mexicanos, que es gente trabajadora que lo único que hace es hacer valer aquella consigna que dice que el petróleo es de todos.

Y en un país donde la impunidad y la falta de justicia es una característica propia del gobierno en turno, la ciudadanía ha crecido con la idea de sacar provecho de todo, sin importar absolutamente nada; sin importar que jóvenes pierdan la vida al dedicarse a este delito, como ocurrió en esta semana en Tlaxcoapan donde el cuerpo de un joven  quedó reducido a cenizas tras presentarse un incendio en un ductos de Pemex, o como ocurrió en Tula donde una persona cayó a una cisterna donde se guardaba hidrocarburo y también murió.

Nada importa, ni los incendios, ni los muertos, ni las fugas, ni el crecimiento en el robo de vehículos, ni el aumento en el número de jóvenes que portan armas de fuego y muchas cosas que laceran a esta sociedad provocado por el robo de hidrocarburo; lo único que importa es el conseguir la gasolina más barata, el ver como mi dinero me rinde más, el aprovechar que los huachicoleros sí dan litros de a litro, no como en las gasolineras.

Amigo lector se vienen nuevos cambios para México, cambios que sin lugar a dudas afectarán la vida de todos los hidalguenses, cambios que muchos verán como buenos, otros no tanto, cambios que nos deben de poner a reflexionar en torno a que ¿si un solo hombre puede cambiar el destino de una sociedad?

Yo creo que no, si bien es cierto el país está como está debido a los malos gobernantes, también como sociedad tenemos parte de culpa, porque no levantamos la voz ante las injusticias, porque no somos solidarios con el que sufre, porque no exigimos cárcel para todo aquel funcionario ladrón que se ha llevado millones de pesos del erario público, porque seguimos comprando hidrocarburo robado, a pesar de que sabemos que esto genera muertes, robos, violencia y otras problemáticas.

Como sociedad tenemos que exigir gobernantes honestos, trabajadores y que sepan hacer las cosas bien; pero también debemos de poner de nuestra parte y tener una mejor educación, ser honestos, conseguir dinero trabajando y no a través de transas, no aprovecharnos de los demás y sobre todo cuidar el lugar donde vivimos.

Me queda claro que las condiciones de vida que se tienen en este país han provocado una falta de valores como sociedad, ya que quien comete un delito, cualquiera que sea, si tiene dinero seguirá en las calles, pero si no tiene recursos tendrá que permanecer en la cárcel, donde aprenderá delitos nuevos y tendrá como única opción adherirse a un grupo delincuencial para salvar su vida.

Tenemos que cerrar filas en torno a las acciones que realizan nuestros gobernantes, sin importar el color o el partido, todos tenemos que trabajar para un México mejor el cual heredaremos a nuestros hijos, quienes nos exigen mejores condiciones para crecer y desarrollarse, nos exigen seamos honestos al momento de educarlos, que lo que les exigimos lo hagamos, porque para mandar hay que saber hacer las cosas y porque el mejor ejemplo son las acciones que realizamos día a día.

SANTO: Buen trabajo realiza el DIF municipal en Atotonilco de Tula, bajo la dirección de la señora Marcela Martínez, quien se ha esmerado para que este domingo a partir de las 7 de la noche se lleve a cabo el encendido del árbol en esa localidad, en hora buena para los atotonilquenses.

DEMONIO: Dos años sin que la ley se aplique a funcionarios de la administración tulense que encabezó Jaime Allende, no hay detenidos, no hay un reporte de la Procuraduría de Hidalgo sobre los avances del caso, no hay deseos de castigar a quien tanto daño hizo a Tula.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO