23 de sep de 2019

*La tarea de todos en el marco del Día Internacional de la Mujer, es respetarlas.

Por Jesús González La semana pasada compartimos que estábamos a unos días de conmemorar el Día Internacional de la


Por OFICINA | viernes 1 de marzo del 2019 , 07:22 p. m.

Por Jesús González

La semana pasada compartimos que estábamos a unos días de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el cual está enmarcado el 8 de marzo; con ello reflexionamos de la importancia que tienen las mujeres en la humanidad, en la vida diaria, en las diversas actividades que se realizan todos los días. Sin embargo, desde mi opinión no han sido valoradas debidamente, producto de una sociedad machista en la que vivimos.

Pero esta realidad no es privativa de los mexicanos, existen muchos países donde la mujer sigue siendo un objeto más, una moneda de cambio, lamentablemente vale menos que un animal; les pondré algunos ejemplos: En Yemen, las mujeres carecen de libertad para casarse con quien deseen, y algunas son obligadas a contraer matrimonio cuando son menores de edad, a veces con tan solo ocho años.

En Arabia Saudita las mujeres no pueden viajar, tener trabajos remunerados, recibir educación superior ni casarse sin el permiso de un tutor varón. Tampoco pueden conducir, aunque tengan permisos internacionales con los que sí pueden hacerlo en otros países. En Egipto se practica la mutilación genital femenina y está prohibido el aborto, incluso en el caso de mujeres y niñas sobrevivientes de violación e incesto, o de embarazos que entrañan grave riesgo para la salud. Su representación en el Parlamento es incluso menor ahora que cuando Hosni Mubarak presidía el país.

Un reporte de la ONU señala que tres de los 10 países con las tasas más altas de violaciones de mujeres y niñas se encuentran en el Caribe, mientras que el feminicidio "está tomando una magnitud y ensañamiento devastador en Centroamérica", donde dos de cada tres mujeres asesinadas mueren a causa de su género. "En algunos países se ha convertido en una crisis severa. “En el Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala) y México el problema del feminicidio y de la violencia contra la mujer está representando niveles epidémicos, muchas veces relacionado con el crimen organizado", advirtió Eugenia Piza-López, líder del equipo de género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para América Latina.

Y es que la violencia contra la mujer es un mal que crece cada día más en una sociedad enferma de saciar sus más oscuros instintos, en una sociedad doble moralista que por un lado cada 25 de mes se coloca un moño naranja como sinónimo de lucha en contra la violencia hacia las mujeres; y por otro lado permite que ellas, las mujeres, obtengan algún puesto o trabajo gubernamental a cambio de ciertos favores sexuales con quien será su jefe, porque aunque usted no lo crea conozco casos de mujeres talentosas que han dejado de laborar en administraciones municipales, sin especificar algún gobierno en particular, porque no accedieron a acostarse con uno o con otro funcionario de alto nivel.

Porque la violencia en contra de la mujer no solo se da a través de los golpes y las palabras, la violencia en contra de la mujer se da desde el momento que no las valoramos como los seres maravillosos que Dios ha puesto a nuestro lado, la violencia se da desde el momento en el que les faltamos el respeto por el simple hecho de vestir una prenda corta o algún pantalón entallado, la violencia en contra de las mujeres se da desde el momento en que no las vemos como seres pensantes, que aman, que sienten, que actúan y que son capaces de hacer muchas cosas mejor que nosotros los hombres.

Hablando de mujeres de Hidalgo hoy debo reconocer que muchas se han integrado a diversas actividades de la sociedad, ya tenemos alcaldesas, diputadas, senadoras, incluso candidatas a gobernadoras; en el ámbito empresarial también hay presencia de ellas, que decir en otras actividades como deportivas, culturales o laborales, las mujeres han ganado espacios gracias a su capacidad para hacer las cosas.

A pesar de este avance todavía hay mucho por hacer, pues existen comunidades donde las jóvenes son intercambiadas por un cartón de cervezas o por varias cabezas de ganado, terminan siendo esposas de hombres mayores o en casas de citas de otros estados del país.

Amigos lectores falta mucho por hacer a favor de las mujeres, pero hoy tenemos la oportunidad de hacer algo tan sencillo que es respetarlas, quererlas y valorar todo lo que hacen por nosotros, porque gracias a ellas hoy estamos aquí.

SANTO: Y estamos en marzo y con ello inicia la espera para el arranque de las fiestas de San José, tanto en la Catedral como en la alcaldía de Tula, además de diversos festivales que año tras año se consolidan dentro de la baraja cultural que tiene Hidalgo para sus visitantes.

DEMONIO: No la tiene fácil la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo luego de la confirmación por parte del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, de que existe una investigación en su contra, porque presuntamente recibió recursos provenientes de Suiza a partir de cuentas en 22 países.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO