20 de sep de 2021

*La realidad de Pemex y su sindicato.

Por Jesús González Recientemente se dio a conocer diversas anomalías que se viven al interior del Sindicato Petrolero que encabe


Por OFICINA | viernes 10 de mayo del 2019 , 05:06 p. m.

Por Jesús González

Recientemente se dio a conocer diversas anomalías que se viven al interior del Sindicato Petrolero que encabeza Carlos Romero Deschamps, abusos, excesos, injusticias, corrupción y una larga lista de acciones indebidas que se realizan al amparo de autoridades que se hacen de la vista gorda, pensando más en sus beneficios electorales a la hora de las elecciones que en la estabilidad de Petróleos Mexicanos.

Y es que no se si usted sepa, pero Pemex en este momento se encuentra en una de las crisis más complicadas de toda su historia, debido a que la empresa productiva del estado es la petrolera más endeudada en el mundo, según las agencias calificadoras. Su deuda financiera suma 95,609 millones de dólares y acumula 130 emisiones de deuda. Esta cifra supera a la del gigante brasileño Petrobras, que tiene una deuda de 69,805 millones de dólares, distribuida en 61 emisiones, es decir, hay una diferencia de 25,804 millones de dólares, de acuerdo con datos de Bloomberg.

La empresa que anteriormente era el sustento del país y con la cual se realizaban obras y acciones en favor de toda la ciudadanía, hoy se encuentra en un verdadero estado de crisis, con deudas al por mayor y con sindicato regordete que sigue exigiendo beneficios para los líderes, o sea para unos cuantos, pues existen versiones de enriquecimiento ilícito por parte de los secretarios generales en las más de 30 secciones con las que cuenta esta organización, se dice que en Tula al menos los tres últimos dirigentes se han hecho inmensamente millonarios al amparo de las cuotas sindicales y de las dádivas que reciben por parte de sus patrones, así como de la corrupción que les permite vender fichas para las personas interesadas en trabajar en la refinería de Tula.

Lo que no entienden estos grupos corruptos es que Pemex ya no es lo que era antes, pues según Bloomberg la aceleración de la deuda financiera de Pemex se produjo a lo largo de la pasada administración de Enrique Peña Nieto, en especial entre 2014 y 2016, en medio de una fuerte contracción de los precios internacionales del petróleo, que pasaron en poco tiempo de casi 100 a 30 dólares por barril, lo que impactó las finanzas de la petrolera mexicana.

Vaya esto no es culpa del anterior presidente, es un tema que tiene que ver con los mercados internacionales y con una serie de medidas que se han puesto en torno al petróleo, lo que sí es culpa de Enrique Peña Nieto es permitir la corrupción a su máximo nivel al interior de la petrolera, pues la mayoría de mexicanos conocimos el tema Odebrecht, donde según la Auditoría Superior de la Federación la empresa brasileña incurrió en presuntos actos de corrupción para obtener ventajas en obras que le fueron adjudicadas en forma directa en la refinería de Tula, por un monto superior a los 4 mil 254 millones de pesos.

Según la Auditoría si se comprobaba la corrupción de esta firma se le aplicaría una sanción de 160 millones de pesos (equivalente a dos millones de veces el salario mínimo, según la Ley), así como inhabilitación por 10 años para participar en contrataciones federales; se imagina usted, hacen tranzas por más de cuatro mil millones de pesos y los sancionados con una multa que da risa.

“El 15 de febrero de 2014, Pemex le asignó en forma directa un primer contrato en Tula por 1,436 millones de pesos para la obra de adecuación de plataformas y terrenos para la reconfiguración de la refinería. Nueve meses después, el 20 de noviembre de 2014, otorgó una primera ampliación a esa misma obra, por 358 millones 230 mil pesos. Estaba previsto que la obra concluyera en agosto de 2015, y en ese lapso Pemex autorizó un segundo pago adicional por otros 879 millones de pesos. En total, el monto de este contrato se elevó a 2 mil 315 millones de pesos. Lo anterior representó un sobrecosto de 61% respecto al presupuesto original. El 16 de noviembre de 2015, Odebrecht obtuvo otra asignación directa de Pemex en Tula. Esa vez el contrato fue por 1,939 millones de pesos para construir accesos y obras externas a la refinería” según señala un reportaje dado a conocer por Animal Político.

Las cifras son escandalosas, los casos de corrupción incontables, lamentablemente las soluciones son pocas pues Pemex está en la lona y solo un milagro podrá levantarlo; parte de ese milagro tiene que ser la reestructuración del gremio sindical de la petrolera, donde muchos lidercillos se han convertido en verdaderos chupasangre o chupapetróleo de la empresa, por eso hoy está en terapia intensiva.

SANTO: Felicidades a todos los que conforman el Centro de Integración Juvenil en Tula, en especial a su directora la psicóloga Lizette Barrón quien ha realizado un trabajo destacado al frente de esta asociación civil que hoy ya cuenta con instalaciones propias, en hora buena y que vengan más éxitos.

DEMONIO: Lamentable, muy lamentable lo que le ocurre al equipo de fútbol del Cruz Azul, dan pena los jugadores de la máquina que dentro del terreno de juego olvidan la grandeza y prestigio de este importante club en México.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO