11 de jul de 2020

Entre Santos y Demonios 18/08/2018

*¡Vamos a la playa… con el dinero del pueblo!   A lo largo de la historia de nuestro querido México se ha acuñado un


Por OFICINA | viernes 17 de agosto del 2018 , 06:51 p. m.

*¡Vamos a la playa… con el dinero del pueblo!

 

A lo largo de la historia de nuestro querido México se ha acuñado una frase popular que dice “no me den, pónganme donde hay”, regularmente la utilizan políticos de media pinta que por andar de barberos y con muy pocas cualidades alcanzan puestos dentro de un gobierno, ya sea como funcionarios o como representantes populares, quienes al final, como dijeron desde un principio, aprovecharon el momento para darse una vida de placeres basada en los impuestos de la ciudadanía que sí trabaja.

Este tipo de personajes se hacen más visibles cuando llegan a ser integrantes de alguna asamblea municipal, en pocas palabras cuando se convierten en regidores, es la figura que más nos deja ver las limitantes de un político, porque estando ahí son capaces de pedir desayunos especiales, tacos para poder sesionar de noche o lo peor que les paguen viajes a congresos donde lo único que harán será divertirse con el boleto pagado con los impuestos de la ciudadanía.

Esto que le comento no es de ahora, por muchos años los regidores piden dádivas con tal de firmar o autorizar las decisiones que toma el ejecutivo, a quien en algunos casos cínicamente le exigen favores para amigos o de plano ser beneficiados con dinero para sus “gastos”, porque los más de 20 mil pesos que ganan no les da para poder vivir dignamente y como nadie los puede quitar del cargo les vale la crítica o si están haciendo mal, dijeran algunos “hay que aprovechar porque lo que alcance a llevarme será mi jubilación”.

Comento esto porque ha causado mucha polémica y enojo la participación de regidores de Tula en un Congreso en Acapulco, Guerrero; cabe señalar que a dicho evento van asambleístas de todo el país; pero en el caso de la capital tolteca muchos pensamos que los peores regidores habían estado en la administración de don Allende y de pronto viene la sorpresa, representantes populares que se siente semidioses y son capaces de exigir al ejecutivo su participación en este tipo de congresos, solicitando los recursos necesarios para su transportación y como existe una partida dentro del presupuesto de egresos, pues de ahí se agarran.

Ellos dirán que el participar en este tipo de congresos es parte de sus derechos que tienen como representantes populares y que tienen que dejar a su familia un fin de semana con tal de cumplir tan encomiable comisión; el problema no es ese, sino el momento histórico que está viviendo México, donde la gente está cansada de una clase gobernante que vive con excesos pagados en su mayoría por los impuestos de la ciudadanía, integrada por profesionales que si bien les va recibirán de pago en su trabajo entre 15 mil a 20 mil pesos mensuales; no tendrán vales de gasolina, tendrán un horario de entrada y salida, si no dan resultados los corren, y si llegan a faltar les descontarán el día; son personas de a pie que viven una realidad muy distinta a la que viven nuestros representes populares.

Señores regidores sean dignos representantes de la gente que los llevó a ese puesto, salgan con la frente en alto, valerosos de que su labor ha sido digna dentro del ayuntamiento que integran, no sean uno más dentro de la lista de asambleístas que solo levantan la mano bajo la orden dictatorial del ejecutivo, tengan vergüenza, escuchen a la gente, no utilicen su cargo para exigir nimiedades como un desayuno digno de ustedes; muchos mexicanos comen todos los días una tortilla con chile y son más dignos que muchos de los que integran una asamblea municipal, y digo comen porque es el único alimento que se llevan a la boca.

No voy a generalizar porque eso no está bien éticamente, ya que ni el santo es tan bueno, ni el demonio es tan malo; y dentro de la asamblea municipal de Tula hay integrantes muy dignos de su cargo que buscan un municipio mejor, con estas líneas no busco un pleito personal con nadie, ya he sido amenazado con anterioridad por un regidor priista, petrolero y con muy poca educación; pero como periodista no puedo dejar de escribir lo que pienso basado en el respeto y en la verdad, porque no puedo dejar de cuestionarme por qué se paga tanto a regidores que poco o nada hacen dentro de su labor gubernamental y hay tantas necesidades dentro de un gobierno municipal como áreas que tienen que ver con Protección Civil, Deportes y otros temas más.

Esto de los regidores vividores no es un tema solo de Tula, basta revisar ayuntamientos vecinos como Atotonilco de Tula, Tepeji del Río, Tlaxcoapan, Atitalaquia y Tezontepec de Aldama, nos sorprenderá el tipo de representantes populares que tenemos, pero como dice mi amigo Eduardo Villeda, sabio politólogo de Atotonilco de Tula, la asamblea municipal es la representación de la sociedad que integra un municipio.  

SANTO: El próximo 22 de agosto a las 4 de la tarde habrá lucha libre gratis en Tula, en el teatro al aire libre, vendrá la leyenda vivienda el Pirata Morgan, además estará Alushe el duende maya, personaje que por años acompañó a Tinieblas, histórico luchador que ha pasado la estafeta a su hijo Tinieblas Jr. que estará acompañado por el Hijo de Huracán Ramírez y el Hijo de Máscara Sagrada; todos están invitados.

DEMONIO:  La alcaldesa de Atitalaquia María Antonieta Herrera, al igual que su homólogo de Tlaxcoapan Jovani Miguel León Cruz, no logran convencer con su trabajo como ediles, ambos mandatarios son surgidos del PAN y parecían ser un cambio en la manera de gobernar; hoy dejan mucho que desear y sepultan al partido de personajes como Cloutier o Castillo Peraza.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO