24 de ene de 2021

Robos y más robos en el centro de la ciudad

*Se han disparado los ilícitos en Tula.


Por OFICINA | martes 12 de enero del 2021 , 06:01 p. m.

Últimamente los robos se han disparado en la región y la policía ni sus luces, pese a que existen las cámaras de videovigilancia del C5i, los robos en los negocios en pleno centro de la ciudad de Tula se han incrementado notoriamente.
Los más afectados ante la ola de robos, son los transeúntes y los dueños de locales comerciales, además de automovilistas. En tan solo un fin de semana los delincuentes “barrieron” con algunos locales de la calle Manuel Rojo del Río.
Se han dado robos en el jardín de niños Adolfo López Mateos, en el despacho fiscal jurídico, local de comida china, tienda de ropa y la policía ni en cuenta. Al cierre de esta edición no había personas señaladas como autores.
Lo más sorprendente es que todo fue en la calle Manuel Rojo del Río, por lo que vecinos exigen más vigilancia porque dicen que otros locales comerciales también han sido visitados por los delincuentes.
Cabe resaltar que con anterioridad fue colocada una lona a media calle advirtiendo que en caso de descubrir algún delincuente los mismos vecinos van a hacer justicia, porque dicen que los policías no hacen su trabajo.
Durante el fin de semana y aprovechando que las escuelas están cerradas debido a la pandemia de covid-19, una vez más el jardín de niños Adolfo López Mateos fue saqueado por los delincuentes.
Además, casi frente a la institución educativa, en un local ocupado como despacho fiscal jurídico, los amantes de lo ajeno lograron forzar el candado, doblaron el pasador y así pudieron entrar y abrir el cancel de acceso a la oficina de donde se llevaron todo el equipo de cómputo, además de una memoria donde está almacenada información importante para la propietaria.
Además, en el local de comida china denominado Jin-Hong, los delincuentes lograron destruir el candado de la puerta principal y así poder cometer el robo. Los amantes de lo ajeno se llevaron 13 mil pesos en efectivo, además de cajas de refresco.
Metros más abajo, es decir, en la calle 5 de Febrero, los malandrines abrieron un local de tienda de ropa, de donde se llevaron más de la mitad de la mercancía dejando al propietario muy afectado. *NI*
 
 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO