20 de sep de 2021

*Recordar es volver a vivir.

Por Dora Martínez


Por OFICINA | martes 15 de junio del 2021 , 04:55 p. m.

Después de pasar  este episodio de contienda política por las elecciones, que dicho se de paso, fueron las más importantes de nuestra historia contemporánea. Hoy les comento acerca del campeón mexicano de fútbol Cruz Azul.

Tal vez se pregunten por qué hablo de este deporte por segunda ocasión en este espacio -cuando ni cercanamente soy experta en el tema-, pero no voy a hacer el análisis ni emitir una opinión del histórico acontecimiento; esta ocasión quiero platicarles una historia del personaje más importante del equipo.

Tal vez las nuevas generaciones no sepan nada de Juan Reynoso, timonel del equipo: ¿de donde surge, de dónde es originario, dónde jugó, etc.?

La historia de Juan va así: En 1994 en Los Angeles, Cal., se celebró un encuentro amistoso en el cual participó el equipo Universitario de Deportes de Lima, Perú. Enrique Meza fue a observar dicho encuentro para llevar un jugador para los cementeros,  al regresar de ese viaje pasó el reporte a su directiva  informando que el mejor jugador que había visto era un peruano que actuaba de defensa central; y fue contratado para los celestes. A partir de su contratación surgió una relación increíble con el equipo.

Juan Reynoso se convierte en ícono del equipo siendo capitán y referente en la cancha, ganó el título de campeón en 1997, fue campeón de la CONCACAF, subcampeón de la Copa Libertadores, escribiendo una  página con letras de oro para en conjunto celeste al lado de nuestros  queridos Conejo Pérez, Paco Palencia, Melvin Brown, etc. Sale de Cruz Azul y se va al Necaxa y continúa su crecimiento como jugador.

Con Enrique Meza como su entrenador, maestro, mentor y  guía, surge  entre ellos una relación de amistad  más cercana. Al retirarse  en el 2004 Juan Reynoso decide continuar su carrera como entrenador para poner en práctica el aprendizaje que le dejó el “Ojitos Meza”.

Al paso de los años nunca dejaron de ser amigos. Empezó su carrera de entrenador  desempeñándose exitosamente,  situación que le permitió en 2007 ser campeón en Perú con el equipo Coronel Bolognesi; posteriormente en 2009 vuelve a ser campeón  con el Universitario de Deportes.

A pesar del tiempo y la distancia no se olvidó de su Cruz Azul y en 2012 acepta regresar a México  al equipo  Cruz Azul Hidalgo en la liga de ascenso como entrenador y jugó en Ciudad Cooperativa.

Posteriormente regresa a Perú a dirigir al equipo Melgar con quienes logra salir bicampeón, en esta etapa sus auxiliares eran los hijos de Enrique Meza.

En 2018 Enrique Meza lo trae de regreso como su auxiliar para trabajar con el equipo los Camoteros de Puebla; siendo amigos tan entrañables no se puede negar a la petición, sobrepuso amistad que la posición en la que se encontraba en el fútbol de su país. Vivieron un episodio de fracaso y fueron despedidos.

Lo increíble de este hecho fue que la directiva poblana le pide a Juan Reynoso quedarse como entrenador, Juan sintiendo que el Ojitos podía sentirse traicionado, le pide su autorización para aceptar el puesto. Tuvo un rotundo éxito durante la temporada lo cual le vale para regresar a Cruz Azul.

Con esta brillante carrera llena de experiencias, lleva al conjunto celeste a ganar el Campeonato Guardianes 2021 y vuelve a levantar la copa como lo hizo en 1997, dándole la novena estrella después de 24 años.

Lo extraordinario en la carrera de Juan fue levantar la copa como jugador y capitán y hoy como entrenador; tal vez les parezca superficial hazaña pero sólo  el América con Carlos Reinoso, en Chivas Chepo de la Torre y en Pumas Hugo Sánchez y Tuca Ferretti, lo han logrado.

No valen los rumores de maldición y burlas, no valen las veces que fueron subcampeones, sólo se revive la alegría y locura de la increíble hazaña.

Ahora se entiende por qué Juan Reynoso humildemente le hace un reconocimiento a  Enrique Meza su gran maestro y amigo  al entregarle la medalla  de campeón.

¡Arriba la Máquina Celeste! *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO