20 de sep de 2021

La depresión: una enfermedad real y actual.

Por Magda Olguín


Por OFICINA | martes 12 de enero del 2021 , 04:51 p. m.

El 13 de enero se celebra el Día Mundial de la lucha contra la depresión, un término muy escuchado en nuestros días, ¿Pero sabemos realmente qué es la depresión? ¿Cuál o cuáles son sus causas?, ¿Cómo podemos superarla?

Es verdad, estamos en una situación atípica que nos lleva a experimentar emociones que muchas veces no sabemos ni siquiera qué podíamos sentir. Sin embargo, la depresión es ese enemigo silencioso que puede incluso inhabilitar a las personas para trabajar o realizar sus actividades de la vida cotidiana.

La falta de información de esta enfermedad y el tabú en torno a ella genera incluso una negación colectiva hacia la aceptación de ella en uno mismo y en los demás. Cuando llegamos a enterarnos de que alguien no fue a trabajar por depresión lo minimizamos e incluso enjuiciamos sin saber realmente que este padecimiento requiere un tratamiento especial; es necesario conocer sus causas y características para poder ayudar a las personas que la están teniendo o incluso identificarlas a nuestro alrededor con familiares cercanos.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud destacan que la depresión constituye un problema importante de salud pública, más de 4% de la población mundial vive con depresión y los más propensos a padecerla son las mujeres, los jóvenes y los ancianos.

En el mundo, este trastorno representa la cuarta causa de discapacidad en cuanto a la pérdida de años de vida saludables. En México, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres, se estima que 9.2% de la población ha sufrido depresión, que una de cada cinco personas sufrirá depresión antes de los 75 años y que los jóvenes presentan tasas mayores.

La depresión es una enfermedad común pero que según su intensidad puede considerarse como muy grave. Esta enfermedad se caracteriza por sentimientos de tristeza, melancolía, apatía, desesperación, desesperanza etc., todos en algún momento podemos tener estos sentimientos alguna vez en nuestra vida. Sin embargo, lo que diferencia a la depresión de estos sentimientos transitorios es que las emociones negativas incapacitan a la persona en su actividad diaria. Es decir, no es lo mismo sentirse triste un día a que la tristeza no te permita realizar las actividades de tu vida diaria.

El INEGI documentó que 34.85 millones de personas se han sentido deprimidas; de las cuales 14.48 millones eran hombres y 20.37 millones eran mujeres. Aunque la depresión en mujeres puede tener relación con cambios hormonales, también es importante mencionar que el género es un factor determinante, la obligación de cumplir con los deberes asociados con la maternidad, el matrimonio y las opresiones que se viven por el hecho de ser mujer y estar obligada a cumplir con ciertos roles son causa de la depresión. La violencia de la que son víctimas las mujeres es un factor importante que desencadena la depresión, en este sentido, el 35% de la diferencia por género en depresión podría explicarse por el abuso sexual ocurrido en la infancia a niñas.

Las causas de la depresión son variadas, pero la bioquímica puede ayudar a explicar algunos casos. Las personas deprimidas muestran niveles muy altos de cortisol (una hormona) y de varios agentes químicos que actúan en el cerebro, como los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina. Estos niveles pueden estar elevados por motivos hereditarios. Explicaciones dadas al origen familiar de la depresión son que los niños reciban una visión triste del mundo por el comportamiento de sus padres, o crecer en un ambiente que no es totalmente enriquecedor.

Respecto a la depresión que no está causada por motivos familiares, las pérdidas emocionales muy profundas pueden causar cambios bioquímicos que impulsen la depresión. Estos cambios pueden provocar la enfermedad no de una forma inmediata, sino más adelante.

Es decir, si es usted, madre o padre de niños, niñas o adolescentes tome nota y observe detenidamente su comportamiento, de igual forma si usted es propenso a este padecimiento, hable de eso con los suyos, manténgalos informados, pero, sobre todo, hágales saber que no hay de qué avergonzarse, ya que es una enfermedad como cualquier otra, con la que, tratada de manera adecuada, se puede tener una vida normal.

El ambiente que rodea a una persona que sufre depresión es fundamental para lograr su rehabilitación. La comprensión y el cariño de los familiares y allegados es importante, como lo es la paciencia, puesto que la falta de ganas y motivación de los enfermos puede provocar la desesperación. Sugerir y no ordenar actividades, proponer y no imponer conversaciones son apoyos básicos a la terapia impuesta por los profesionales. Uno de los problemas más importantes que presenta este grupo es el abandono de las terapias, por lo que es fundamental inducir a seguir el tratamiento hasta el final.

Ante la actual contingencia de salud y con el objetivo de brindar apoyo por la situación de ansiedad, depresión o estrés, incertidumbre, agotamiento físico y emocional por la que se está atravesando, varias organizaciones han habilitado la línea telefónica para brindar atención psicológica gratuita.

El servicio nacional de Locatel cuenta también con un apartado de chat psicológico.

(www.locatel.cdmx.gob.mx, @locatel_mx en Twitter, @locatelmx en Facebook y en el teléfono 55 5658 1111).

También con sede en la Ciudad de México está Saptel (Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono, en 55 5259 8121), quienes ofrecen asistencia telefónica en momentos de crisis, además de recomendar los pasos a seguir.

Otra instancia federal es la Comisión Nacional de las Adicciones que, aunque se enfoca en la asesoría por la ingesta de sustancias, también cuenta con asistencia psicológica. Llama al (800 911 2000 y 800 710 0900 o escribe a las cuentas @CONADICm en Twitter y @conadicmxoficial en Facebook).

Cómo pueden leer no estamos solas ni solos ante estos padecimientos, aceptemos que puede suceder y atendamos de inmediato ante los primeros síntomas esta silenciosa enfermedad.

Mis redes sociales abiertas para ustedes Magda Olguín en FB y MALENITAOL en TW e IG. Nos leemos en la próxima. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO