20 de sep de 2021

*A un año de la pandemia.

Por Magda Olguín


Por OFICINA | martes 2 de marzo del 2021 , 06:31 p. m.

El pasado 28 de febrero se cumplió un año de que la pandemia llegó a México, fue en la mañanera de ese día cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador daba la noticia, un hombre de 35 años que recién había viajado a Italia a dar unas conferencias registró los síntomas y oficialmente se convirtió en el primer mexicano portador del virus.

A partir de ahí una serie de acontecimientos han marcado el rumbo de nuestro país, pérdidas de miles de puestos de trabajo, alza de la informalidad y comerciantes al borde del colapso marcan la crisis derivada de la pandemia de Covid-19 en México, una pandemia que ha dejado millones de damnificados económicos.

En el primer año del COVID-19 en México, la nación acumula 2 millones 084 mil 128 casos confirmados y con un intenso pico en diciembre de 2020 y enero de 2021, sobre todo en la zona central del país, con la Ciudad de México y el Estado de México como los focos más graves y al borde del colapso hospitalario.

Además, la cifra acumulada de muertos por COVID-19 en este año es de 185 mil 257 personas confirmadas, en lo que representa miles de personas por encima del triple del estimado como “escenario catastrófico” planteado por las autoridades federales.

Tanto López Obrador como López-Gatell (este último actualmente) se han contagiado del coronavirus. Ambos han sido profundamente criticados por su negativa a impulsar desde el principio el uso masivo del cubrebocas. El mandatario mexicano, después de recuperarse, redobló su apuesta.

Según cifras oficiales, México ocupa el tercer lugar con decesos, después de Estados Unidos y Brasil, lo que evidencia que no hubo actuación inmediata para contener los contagios y establecer un plan adecuado por parte de las autoridades de salud.

Y es que México, a pesar de ser el primer país en América Latina en comenzar con la vacunación a finales de diciembre de 2020, se estancó en las últimas semanas para relanzar su campaña masiva de vacunación este febrero. El país acumula 2.4 millones de dosis aplicadas en trabajadores de la salud, maestros y adultos mayores. Poco más de 565 mil personas de la primera línea en el combate al virus han recibido las dos dosis necesarias.

Por su parte, Ruy López Ridaura, director general del Centro de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, informó que desde el pasado 24 de diciembre y hasta este 28 de febrero, en México han sido vacunadas 2 millones 455 mil 095 personas.

Explicó que, hasta ahora, 1 millón 889,672 han sido las primeras dosis de las vacunas Pfizer, AstraZeneca, SinoVac y Sputnik V y 565,423 personas han completado su esquema de vacunación. El funcionario de salud pidió a los ciudadanos esperar su turno de vacunación.

En el ámbito económico, como lo mencionamos al principio ha dejado miles de damnificados tan solo en abril de 2020, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 12 millones de personas salieron de la población económicamente activa (PEA), mientras mes a mes de la pandemia la informalidad fue creciendo.

La tasa de desempleo formal tampoco vive impune al covid-19, pues según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) México perdió el 3.2% de su empleo reglado en 2020 al cerrar el año con 647,710 puestos menos que en 2019.

De los 12 millones de puestos de trabajo formales e informales destruidos por la pandemia, alrededor de 3 millones siguen sin restituirse, azotados por las diferentes olas de un virus que ha dejado 2,076,882 enfermos y 184,474 muertos, hasta el corte de las autoridades del viernes por la noche, en el tercer país del mundo con más decesos por esta causa.

El desempleo ascendió en enero al 4.7% en el país, una cifra muy por encima del 3.8% registrado tras el primer mes de 2020.

México sufrió el año pasado el mayor desplome del producto interno bruto (PIB) desde la Gran Depresión de 1932, con una caída del 8.2%.

Por si fuera poco, en medio de esta pandemia, el Sistema de Salud ha tenido desabasto de insumos médicos, no por un “complot” de las farmacéuticas, como lo ha dicho el presidente, sino porque el gobierno no ha sabido hacer su trabajo. Es evidente que la estrategia mexicana contra el virus SARS-CoV-2 ha fallado tanto en el terreno económico como en el sanitario, ya que, al exceso de mortalidad en 2020, que podría alcanzar 300 mil fallecimientos, se suma una caída del PIB pronunciada de 8.5 por ciento y el gobierno no ha apoyado al sector empresarial ni a las personas como sí ha sucedido en otros países…

Gracias por su lectura, mis redes sociales abiertas para usted: Magda Olguín en FB y MALENITAOL EN Twitter en IG. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO