2 de dic de 2020

*Mi héroe.

(Primera de dos partes)) Por DORA MARTÍNEZ Hace unos días apenas celebramos la graduación de Preparatoria de Mundo mi hijo, cua


Por OFICINA | martes 6 de octubre del 2020 , 05:25 p. m.

(Primera de dos partes))
Por DORA MARTÍNEZ
Hace unos días apenas celebramos la graduación de Preparatoria de Mundo mi hijo, cuando en el viaje de la generación sufrió un accidente.
Mundo terminó el bachillerato en el Tec de Monterrey;  era un chico muy activo y con una gran afición al deporte, seleccionado del Tec, fuerte atlético y el mejor estudiante de su generación. Se graduó con mención honorífica.
La ceremonia fue muy austera en el auditorio de la institución y para celebrarlo organizó con sus amigos más cercanos un viaje a Cancún. Compraron sus paquetes con una agencia de viajes que les incluía restaurantes y dos noches de discoteca.
Salió hacia el aeropuerto a las seis de la mañana y a las 10 am ya estaba en el Mar Caribe ilusionado,  tuvo mucho empeño en hacer ese viaje y mucha ilusión. Les dieron su habitación a las tres de la tarde y después de instalarse salieron despavoridos a la playa - como si el mar fuera a desaparecer-.
Todos sintiéndose los mejores nadadores hicieron una apuesta de nadar hasta donde está la franja de rompeolas; el que regresara, ganaba y se le pagaba todo su consumo de ese día de celebración.
Entusiasmados contaron hasta el cinco, corrieron y se aventaron al agua…
Mundo se avienta el clavado, pero la ola llegó muy baja, su cabeza golpeó en la arena, se tronó las cervicales… quedó boca abajo sin poder moverse… sus amigos siguieron nadando y no se dieron cuenta de lo que sucedió.
Mundo quedó conmocionado por unos minutos,  por suerte una fuerte ola lo volteó y pudo gritar pidiendo ayuda; uno de los amigos se quedó al último para tomar video y corrió a sacarlo…
No siento el cuerpo, no me sientes, acuéstame, dijo Mundo. Su amigo se asustó mucho al ver que el cuerpo parecía de trapo.
Los amigos siguieron nadando, no reaccionaron que Mundo no estaba en el agua; mientras regresaban los amigos, el salvavidas del hotel les hizo señas para salir rápidamente.
Mientras tanto el salvavidas llamó y pidió ayuda al servicio médico del hotel, mi hijo no se movía, llegó la ambulancia , lo encamillaron, los paramédicos detectaron que estaba parapléjico, no movía brazos, manos, piernas. Lo hospitalizaron rápidamente …
Cerca de las 6 de la tarde del mismo día del viaje, recibí una llamada…
¿Señora Ana? soy Toño le llamamos porque Mundo tuvo un accidente. Le paso al doctor, dijo rápidamente y con un tono muy nervioso.
Por mi mente pasó que se había lastimado un pie o se hubiera cortado con algo en la playa, no me imaginé nada grave pues acababan de llegar a Cancún.
Señora soy el Dr. Morales, su hijo se lastimó las cervicales y tenemos que operar, requerimos su presencia y su autorización; por el momento lo ingresamos a terapia intensiva para mantenerlo en cuidado especial para su cuello y columna. escuché sin entender nada tuve mucha confusión no imaginé lo que había sucedido.
Como pude conseguí un vuelo en la noche, llegué a las 11 de la noche. Yo quería que el avión aterrizara en el hospital, no tenía idea de donde estaba ubicado.
Al salir del aeropuerto tomé un taxi y dije al Hospital del Pacífico. Rápido pedí al chofer, me dijo: señora eso está hasta el mero pueblo de Cancún, debemos recorrer todo el bulevar; si quiere que sea rápido es más fácil salir a la carretera por el libramiento, le aseguro llegaremos más rápido. ¿En cuánto tiempo? dije yo.  En media hora estaremos ahí, quizá menos, me dijo, es posible ir más rápido por carretera que por el bulevar lleno de semáforos.
¡Vuélele, que mi hijo está grave!
Llegué al hospital y encontré a los muchachos en short, envueltos en toalla con chanclas de playa. Habían pasado casi cinco horas del accidente.  Avisaron que yo había llegado. El informe médico fue que estaba en terapia intensiva, y las cervicales rotas, algo parecido a desnucarse, por lo que quedó parapléjico.
Quedé muda del impacto, solo me brotaron las lágrimas. No me dijeron por teléfono lo terrible del accidente, escuchar que estaba parapléjico para mí fue tremendo.
-           Tranquilícese, dijo el doctor, ya lo estamos atendiendo. Está con los especialistas en traumatología. Calmasen poco. Escuche con calma: la vértebra rota está oprimiendo la médula espinal, lo bueno es que no se rompió la médula porque el escenario sería otro. Revisamos las placas de rayos X , ultrasonido y resonancia magnética,  nos indica que tiene fractura en la cervical 5 perdida de disco C5/6. El diagnóstico es pérdida de la movilidad en un 10% o en el peor de los casos no volver a caminar.
Después de la cirugía lo más importante es la rehabilitación, es fundamental para lograr recuperarse al máximo. En este momento su hijo no siente su cuerpo, no controla esfínteres, no puede girar la cabeza, solo puede hablar, escuchar y ver. Suena desalentador, pero no lo es, le aseguro que se va a recuperar. No sabemos en qué tanto por ciento, pero saldrá adelante, es un chico joven, sano y fuerte. Lo vamos a lograr, tengan fe.
Tiene la opción de llevarlo a otro hospital o Seguro Social o dejar que lo operemos aquí; lo que sí no puede hacer es llevarlo a la Ciudad de México por el riesgo de movimiento.
La operación es de alto riesgo, pero tenemos mucha experiencia en estos casos, es muy común este tipo de accidentes aquí en Cancún debido a que la arena de la playa está muy alta. Quienes no conocen estas playas piensan que es más profunda, si lo observa verá que se puede meter metros y metros y el agua le sigue llegando a las rodillas.
Luego entonces, le explicó el procedimiento quirúrgico, no es invasivo, no le vamos a rebanar la nuca, solo será una pequeña incisión, sacaremos los fragmentos de hueso y meteremos una pequeña pieza de titanio.
Escuché con atención y pensé que no tenía opción.
-¿Puedo verlo un momento, está despierto?
-           Sí claro venga conmigo, está despierto, pero con analgésicos y collarín, no se vaya a asustar de verlo con suero y sondas. adelante entre…
Cuando me vio sólo lloró, lo abracé y me dijo voy a volver a caminar mamá te lo prometo, esto no me va a vencer. Voy a caminar, a jugar futbol, a esquiar y alcanzar mis metas, por lo que me reste de vida… Te lo prometo mamita linda… gracias por estar aquí conmigo hoy y siempre…Continuará

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO