20 de sep de 2021

Queja y denuncia, no son lo mismo para Profeco

*Invitó a consumidores a aprovechar ambas opciones y a los restauranteros y hoteleros, a evitarse multas.


Por OFICINA | martes 3 de agosto del 2021 , 05:54 p. m.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Queja y denuncia no significan lo mismo para la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dado que la primera es cuando una persona interpone este recurso ante el área correspondiente, en este caso el de Servicios y Quejas, directamente en contra de algún proveedor del servicio o producto.

En cambio, la denuncia, recibida por el área de Verificación y Vigilancia de la misma dependencia, puede enviarse por cualquier medio electrónico, redes sociales, correo electrónico, llamada telefónica, etc., sin que sea obligatorio para la parte afectada dar su nombre, pues prácticamente la Profeco está obligada a verificar si se afecta en realidad a los consumidores.

De estos temas y más se habló durante el primer foro “Profeco te da la mano” que se ofreció en días anteriores en conocido hotel de San Marcos, a restauranteros, hoteleros y dueños de salones de eventos; convocados por la Canaco Tula que encabeza Estela Moreno Cornejo, quien recibió al director de Profeco de Querétaro, zona Corregidora, Juan Rodríguez Valle.

Cabe recordar que ahora Tula, junto con otros municipios de Hidalgo, pertenecen a la zona Corregidora de Profeco, por ello se da este acercamiento con la Canaco Tula y con la Ciudad de las Mujeres asentada en Tepeji del Río, donde imparten cursos de cómo aprovechar más la economía en el hogar.

Este tema de los cursos-talleres sobre cómo preparar desinfectantes con cal llamó la atención de los presentes, pero apenas es una de las capacitaciones que ofrece el área. Pero de lo que más se les habló fue del contrato de adhesión al que se tienen que apegar los propietarios de salones de fiestas o eventos.

El documento contiene la serie de políticas de seguimiento para uno y para otro, a fin de que ambas partes cumplan con lo ahí redactado. En Profeco el trámite cuesta 1200 pesos por una sola vez, pero se evitan con ello multas de hasta 80 mil pesos, explicó el director de Profeco.

Otro tema del que se les habló es de las propinas que no son obligatorias, por lo que los meseros ni las cajeras deben ni siquiera sugerirlas, dado que son voluntarias completamente y dependen únicamente del comensal. Por ello es importante, dijo el personal de Profeco que conozcan todo esto porque casi el 70% de las quejas que les llegan es por desconocimiento de los lineamientos.

Hay multas mucho muy altas que van de los 800 mil y hasta los 2 millones de pesos; en la etapa conciliatoria se ha dado de 28 mil, de ahí la importancia de informarse, de acercarse a la Profeco y de estar al pendiente de la información que se vierte a través de la página web. Y aclararon que ahora las quejas o denuncias las tienen que realizar los clientes, dado que nada se sigue de oficio como era antes.

Por ejemplo, si como proveedores no les están dando el peso completo hay que denunciar y se acude entonces a revisar las básculas que deben estar ya verificadas y si no es así, procede entonces la multa. La calibración tiene un costo de 300 pesos y es mejor que la soliciten de manera voluntaria.

Profeco igual informó que cuenta con un departamento de procedimientos administrativos que contempla los pagos a créditos cuando las multas, por ejemplo, son onerosas; ahora es una autoridad fiscal no como antes que intervenía Hacienda y que incluso llegaba a embargar.

¿Quién es quién en los precios? Es un programa que aparece en la página web de la Profeco para comparar precios antes de comprar. Anunció también el personal sobre la próxima feria de regresos a clases, a fin de facilitarles a los padres la adquisición de los útiles escolares, sobre todo para saber en dónde sí o no realizar sus compras. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO