28 de feb de 2021

“Mi padre nunca recibió ningún apoyo del alcalde”

*Asegura hijo del policía en Tula que murió a consecuencia de covid-19.


Por OFICINA | martes 16 de febrero del 2021 , 06:21 p. m.

La cita fue a las 13:30 horas del lunes 15 de febrero,  en el patio de la Secretaría de Seguridad Pública, para un homenaje póstumo al oficial tercero, Santiago Martínez Morales.

En el lugar estaba la urna con las cenizas del oficial, junto, su hijo y su madre, además de los nietos, el secretario de Seguridad Pública Mario Vargas Soto dio un breve mensaje al igual que el presidente municipal Manuel Hernández Badillo y al término de éste, el alcalde se fue inmediatamente, pero antes entregó como regalo a la familia un cuadro grande con la foto del oficial acaecido el 11 de febrero en el estado de Chihuahua tras complicaciones de salud a consecuencia del covid.

No hubo guardias de honor y en el momento en que el presidente se retiró, los policías recibieron la orden de romper filas e integrarse a su servicio y todos dejaron la urna de Santiago Martínez solo con sus familiares, nadie esperó para despedirlo del lugar. Esta acción la lamentó su hijo y lo tachó como una grosería.

Pablo Martínez Salas platicó a Nueva Imagen que nunca recibió ningún apoyo ni moral mucho menos económico por parte del presidente municipal Manuel Hernández Badillo.  

Dijo que su padre nunca recibió apoyo del gobierno municipal y que sus compañeros policías fueron quienes los apoyaron con algunos gastos.

“Los compañeros de mi padre fueron quienes nos apoyaron en todo momento, con recargas del tanque de oxígeno, con traslados y con medicamentos, pero de servicio médico por parte de presidencia nunca hubo nada”, aseguró Pablo Martínez.

Platicó que su padre murió por las complicaciones de salud que le dejó el covid-19. En el hospital de Tula no lo aceptaron porque no hubo cupo, tuvieron que “peregrinar” con él, pues fueron a Pachuca, Puebla, Morelos, ni en el Estado de México lo quisieron recibir.

Dijo que trató de tener un acercamiento con el alcalde y nunca lo atendieron, “el presidente me bateó, me dijo que no había apoyos económicos, ni nada”.

Ante la gravedad de salud de su padre tuvieron que tocar puertas y unos conocidos los ayudaron para que lo pudieran ingresar en un hospital en el estado de Chihuahua, donde perdió la batalla y murió.

Destacó que de presidencia sólo les dieron 19 mil 500 pesos que fueron para pagar los gastos funerarios y desconocen a cuánto asciende el seguro de vida.

“En el homenaje a mi padre, el presidente sólo nos dio un cuadro con el retrato en grande, cuando esperábamos un apoyo económico por tantos gastos que tuvimos que aportar para la atención médica, no esperábamos nada del presidente, todo es política, sólo es apariencia”.

“Hasta ahorita conozco al secretario de Seguridad Pública, el jefe de mi papá, pues nunca se acercó a nosotros, nuestro contacto fue el comandante Cristóbal Mendiola, quien nos ha ayudado en todo momento, junto con los demás compañeros, como una verdadera Familia Azul”.

Cabe recordar que Santiago Martínez Morales, originario de la Sierra Norte de Veracruz, fue militar en el estado de Chihuahua, luego, trabajó en las casetas de peaje, más tarde prestó sus servicios como celador en el Cereso de Cholula, Puebla, hasta que decidió llegar a vivir a Tula de Allende y desde hace 11 años entró a trabajar como oficial de Seguridad Pública municipal. *NI* 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO