24 de ene de 2021

Insiste Unidos por Tula en la transparencia

*Y en que lo que exige es en beneficio del municipio.


Por OFICINA | martes 12 de enero del 2021 , 06:07 p. m.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Espera Unidos por Tula que haya mayor apertura con Manuel Hernández Badillo con respecto a la entrega de información en comparación con anteriores administraciones municipales; porque pudiera ser cerrado en cuanto a su personalidad el presidente, pero ojalá que no en su gobierno.

Así lo comentó Noé Paredes Meza en la conferencia de prensa que encabezó para nuevamente aclarar que lo único que persigue con su asociación es exigir transparencia y rendición de cuentas a los gobiernos porque su único interés es Tula y así lo ha hecho saber en reiteradas ocasiones.

Habló de los acercamientos que ha tenido con Manuel Hernández Badillo y en ese sentido espera reunirse con él para hablar de los temas pendientes; por lo pronto espera conocer Unidos por Tula los expedientes de los perfiles que ocupan hoy las direcciones de las áreas del gobierno municipal.

No sabe mucho de ellos, de algunos solo lo que se comenta y no es en algunos casos muy positivo. Por ejemplo, del secretario municipal no se tienen antecedentes negativos. Pero el titular de Reglamentos trabajó en la administración de Jaime Allende o por lo menos aparecía en nómina.

No entiende el por qué Jaime Olguín está como subdirector de Transparencia, cuando fue quien estuvo señalado por el tema de los softwares de los cuales no parecen las empresas en los domicilios registrados. Observa a gente joven que al parecer no han participado en cargos públicos.

Noé Paredes comentó que ha pedido al alcalde que cuide a sus funcionarios y que escuche si llegan a presentarse señalamientos contra alguno de ellos, porque no se vale enterarse de algo y no investigar si es verdad o no.

El empresario insistió en la contraloría social independiente del gobierno, para que no pase lo que en otras administraciones. Porque hay observaciones en la administración 2016-2020 que pudieran incluso ser más graves que las detectadas en la 2012-2016. Y es que con Jaime Allende comenzaron tarde.

Hoy hablan de observaciones que han detectado por más de 60 millones de pesos, más lo de los softwares; la mayoría de las irregularidades tiene que ver con empresas “factureras”, por lo que esperan información oficial respecto a ello para entonces hablar de la denuncia penal a la que se puede proceder.

Incluso ya se podría dar a conocer sobre lo detectado a instancias federales para determinar los posibles hechos ilícitos. Aunque reconoció que esperan que no sea así porque no es de su interés ver a nadie en la cárcel. La cuestión es que no se informa y Unidos por Tula ha encontrado que las dos administraciones están ligadas, pues algunas cosas se hicieron en una y la siguiente las cubrió. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO