13 de ago de 2020

El Obispo firme: el Padre Juan Diego se va 

*El sacerdote será cambiado a otra parroquia, porque era ya una decisión tomada, les dijo Juan Pedro Juárez a los manifestantes.


Por OFICINA | viernes 31 de julio del 2020 , 12:39 p. m.

 

El padre Juan Diego definitivamente se va a otra parroquia. Es lo que escucharon los representantes de grupos de laicos que ayer jueves por la tarde se reunieron con el Obispo Juan Pedro Juárez y el párroco Germán Llamas y el propio sacerdote, de quien dicen ha hecho un trabajo en Tula principalmente con jóvenes.

Por la tarde del jueves 30 de julio, jóvenes y adultos de comunidades y colonias como Nantzha, Santa Ana Ahuehuepan, La Malinche, entre otras, llegaron con carteles en la mano para pedir la permanencia del padre Juan Diego, por lo menos un año más; destacaron el trabajo que ha realizado sobre todo en Santa Ana Ahuehuepan.

Les pareció injusta la decisión del Obispado de cambiar al padre cuando ha realizado muy buen trabajo y hay planes todavía de continuar con proyectos importantes. Por ello pidieron que por lo menos un año más lo dejaran en esta parroquia de Tula. 

Con rezos, cantos y frases de exigencia para que el padre se quede, las decenas de personas permanecieron por más de dos horas afuera de Catedral de Tula, porque encontraron las puertas cerradas; y es que desde días antes convocaron a reunirse en el atrio para una marcha pacífica y de ello ya sabían las autoridades eclesiásticas.

Una comisión entró a dialogar con el Obispo, el párroco y el propio padre Juan Diego, a quien le recordó el Obispo la plática que ya había tenido con él. El sacerdote reconoció que no quería irse, pero también que había hecho un voto de obediencia. 

El Obispo les habló de largas historias, hasta que los inconformes le pidieron que les diera una respuesta, ya fuera positiva o negativa.  Por ello, Juan Pedro les dejó en claro a los laicos que la decisión estaba ya tomada.

Al informar los representantes de los grupos el resultado de la reunión no cayó muy bien entre los que esperaban un milagro para que se quedara el padre Juan Diego. Se escuchó decir que necesitaban entonces un cambio de Obispo y párroco, pero pesó más el voto de obediencia del sacerdote que la inconformidad de sus seguidores. Incluso el sacerdote salió a calmarlos. (EDICIÓN DIGITAL)

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO