14 de ago de 2020

Antes que todo está el desarrollo de Tula: Noé Paredes

*Por ello no está obsesionado con la idea de ser el abanderado de su partido


Por OFICINA | martes 11 de febrero del 2020 , 06:49 p. m.

*Por ello no está obsesionado con la idea de ser el abanderado de su partido; no niega que le gustaría hacer algo por el municipio, pero dependerá de muchos factores.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

No sabe si es el momento de Noé Paredes Meza y por ello no ha levantado la mano, pero sí le gustaría hacer algo por Tula, porque su desarrollo le importa como tulense y empresario. En una extensa plática con Nueva Imagen sobre estos y otros temas, deja ver su interés porque al municipio le vaya bien. 

No está obsesionado con la idea de ser él, porque no lo mueve la ambición como han llegado a suponer. Incluso apoyaría al proyecto con visión que llegara a presentarse como opción para que su partido el PRI pueda tener posibilidades en la ya cercana contienda electoral para elegir a alcaldes.

Se hará a un lado si el tricolor se decide por cualquier persona sin que tenga un plan, una visión, una estructura o proyecto. Porque para Noé Paredes Meza lo primero es el desarrollo de Tula y después el PRI, del que no piensa irse, porque reconoce que es el mejor partido, por su estructura y preceptos, aunque no tenga siempre a los mejores elementos.

A pregunta expresa sobre las posibilidades del PRI, reconoció que están disminuidas desde hace tiempo, por los pésimos resultados de algunos, no de todos, porque no todos los priistas son ladrones como se dice, apunta el entrevistado; dado que, en todos los partidos, en la iglesia y en las empresas, hay gente buena y mala.

En su opinión Octavio Magaña se emocionó porque todavía no hay nada decidido, dado que a él formalmente no lo han invitado como sí lo han hecho otros partidos. Pero él no se iría a otro instituto político, siempre lo ha dicho: seguirá siendo católico, priista y cruzazulino.

Solo por el PRI

Si alguna vez va como candidato lo hará por el PRI, al cual no critica como sí lo hace de quienes se han aprovechado de él y de la gente por intereses particulares. Lo que pasa es que considera que el camino para lograr algo no es estar de lambiscón ni apapachar malas prácticas. Por ello pregunta a quienes prefieren dejar al partido, el por qué antes no señalaron lo que estaba mal, sino que al contrario se quedaron callados.

Para Paredes Meza el partido es más fuerte que una persona, “hay gente que me parece que era valiosa, pero tomaron su decisión y estaríamos mal si dijéramos que una persona es más importante que un instituto político”, expresa antes de aseverar que matemáticamente el PRI tiene posibilidades y la estrategia debe encaminarse hacia esas personas que ya no creen en los políticos.

El empresario de 49 años asegura que ha estado inmerso en política a nivel cancha y en los altos niveles, pese a lo que se diga la ha vivido de cerca sin tener alguna responsabilidad pública. Le podrán decir que no sabe del tema, pero no cree que exista una persona que sepa de todo, por ello le apuesta al trabajo en equipo.

Tiene ética, honradez, planeación, visión trabajo en equipo, y de ello asegura que puede presumir, aunado a que no ha dejado de prepararse. No coincide con los que piensan que hacer política significar hacer grilla, engañar y andar de marrulleros, de eso la gente ya está harta.

Maneja una empresa con 1400 personas y ha sabido, dijo, hacer equipo porque sería ilógico que pretendiera él saber de todas las áreas. Con disciplina y perseverancia ha sabido proyectar a UNNE. Sabe que lo critican por su carácter, pero está seguro de que los tulenses no buscan a un payaso sino a una persona que dé resultados y pueda llevar a Tula a otro nivel.

Porque ya no basta con hacer más calles, sino de pensar en proyectos estratégicos que mejoren la calidad de vida o la supervivencia, como pueden ser la ecología, la seguridad, el empleo, la inversión y el desarrollo.

“Cambiaría mi decisión, la familia y el negocio”

Con facilidad de palabra y seguridad en sí mismo, Noé Paredes deja en claro que su decisión de participar o no como aspirante no cambiaría por nadie externo, sino por su familia y negocio; pero también por lo que pudieran opinar los tulenses y si su partido lo obligara a negociar puestos y lugares con personas que no tienen la capacidad, historia ni la honorabilidad necesaria.

“No voy a hacer el ridículo por compadrazgos o liderazgos, o si soy obligado a incluir en una planilla a determinadas personas, o si gente valiosa para servir a Tula no está en la disposición de hacerlo porque vamos a caer en lo mismo. Porque para mí es un privilegio servir a Tula, pero sacrificaría a mi familia y negocio”, señaló.

Está convencido el también licenciado en Administración de Empresas que una persona sola no puede cambiar el rumbo de Tula. Tiene que existir entonces un proyecto, una visión con trabajo en equipo. Recordó que el municipio es el único en el país donde el sindicato petrolero no ha gobernado porque cuando quiso hacerlo los tulenses se unieron.

Por ello, considera, que los tulenses tienen que preguntarse qué es lo que quieren hacer: si es sacar al PRI del gobierno como ya ocurrió a nivel federal o que mejore el municipio, y para ello hay que fijarnos en las personas, el equipo, los proyectos y planes y no solamente ver caer algo.

Cercano a la gente

Que no es cercano a la gente se ha llegado a decir de Noé Paredes Meza, pero él considera que lo es no como lo entiende la mayoría. Porque ahora pro el tema de seguridad no puede andar libremente pro las calles, pero sí recorre el municipio cuando hace deporte con la bicicleta y ha conocido las necesidades de la gente, también de las carencias en infraestructura.

Si bien, comenta, hoy tiene una situación económica diferente, no siempre fue así y no nació en pañales de seda como aseguran. Asistió a escuelas de gobierno como la Tollan y la Sara Robert. Usó transporte público desde pequeño ya hasta los 15 y 16 años porque salía a repartir la mercancía que sus padres vendían. En la secundaria Tollan como en ninguna otra a defenderse en la vida.

Pero también ha tenido la oportunidad de tomar un curso en la Universidad de Harvard. Ahora anda en coche y con chofer, pero sabe lo que padece la gente que usa transporte público. De pequeño iba al campo, a las milpas, gracias a su tío. Es decir, conocer ambos lados de la vida. Conoció de cerca la política por su padre, ha sido cercano a Los Pinos y por ello se pregunta qué es lo que quieren en Tula, a un presidente siempre en los eventos o a alguien que trae inversiones.

Ya no se requiere de personas que posen para la foto en los eventos y eso mismo lo aplica en su empresa, al cual recién donó un dron para vigilancia de la Zona Arqueológica y no fue necesaria su presencia. Asegura que lleva 30 años yendo a las comunidades a darles obsequios, principalmente a los niños, porque son ellos quienes ayudan a su familia a ser mejores. Y si lo sube a las redes sociales no es por promoción sino para que se sumen más empresarios como ya ha ocurrido. 

Crítico como es Noé Paredes considera que un presidente debe delegar y rodearse de personas que sepan tomar decisiones, para que no tenga que resolverlo todo el alcalde. En la empresa no se puede perder tiempo y si tienen un presupuesto se debe aplicar correctamente porque en caso contrario quiebran y en cambio en política se pierde y nadie dice nada.

“Aquí cuidamos las cosas porque nos cuestan; no tengo ambición, en mi negocio manejo el presupuesto cinco veces mayor que el del municipio y el triple de gente, tengo aparador nacional, UNNE es la octava empresa de transporte, puedo ver a secretarios de estado, y con mi forma de vivir, no requiero el sueldo de presidente”, aclaró.

Aprendieron de la derrota

El tema de su mamá la señora Rosalía Meza de Paredes sale a relucir cuando le dicen recuerdan que perdió la presidencia municipal hace años; para Noé Paredes hijo aprendieron de la derrota; han pasado desde entonces hechos positivos en la empresa al pasar a ser una de las diez mejores; tiene una familia, sus hijos están sanos y cumplen todos, la filosofía de los Paredes, todos trabajan, estudian y siempre aprenden.

Quisiera, dijo, no tener que participar y que hubiera varias personas dispuestas a lograr el desarrollo de Tula, aunque fuera de otro partido porque lo primero es el municipio. Aunque le gustaría que para lograr ese desarrollo el vehículo fuera el PRI.  Como Empresario está interesado en que le vaya bien a este lugar que lo vio nacer y donde tiene inversiones.

Opina el entrevistado que Tula es una gran ciudad, presume de ella y de su estado; hay potencial económico y turístico, a pesar de sus problemas de contaminación. En esa presa de la que todos se quejan ve potencial inmobiliario y turístico. Como le gusta viajar siempre piensa en lo que podría traerse de ideas de otros países o de otros estados de México, a este municipio.

Solo basta hablar de Dubái donde hicieron una ciudad en un desierto. Aquí la zona occidente de Tula ha sido como el patio trasero del municipio sin darse cuenta de sus potencialidades.

Con todo esto busca entonces un plan aunque no lo encabece precisamente él, para lograr el desarrollo de Tula. No tiene compromisos con el partido, pero sí lealtad y amistad, sobre todo con el proyecto del gobernador. Noé se considera una persona trabajadora, sensible, a quien le gusta prepararse, la vida le ha dado oportunidades, pero también trancazos.

Se volvió deportista por salud y se autodefine como idealista, por ello no ha pensado en mover su empresa de Tula, es responsable con su entorno, por ello la empresa invierte entre 10 y 12 millones anuales, en el Club de Niños y en la carrera UNNE. Pero aclara que él no es organizador de carreras, sino que busca la convivencia familiar y cumplir metas. El creciente número de participantes y la aceptación entre sus trabajadores ha logrado que ya sean ocho años de realizar el evento.

El empresario que no quiere asegura, morirse en un escritorio sino retirarse a tiempo, respetará los tiempos del partido y los electorales, esperará a que lo inviten o no; si no se logra continuará con la dirección del grupo UNNE que asumió desde los 22 años, gracias a la política porque su padre Noé Paredes Salazar se convirtió en presidente municipal de Tula.

El cargo dentro de la empresa familiar lo ha probado porque a pesar de poder tomar lo que quisiera ha sabido incluso incrementar lo que pudieron en sus manos, porque a él no lo mueve el dinero y tan es así que con el poder que tiene en UNNE ha sabido ejercerlo con responsabilidad sin tomar lo que no es suyo. *NI*

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO