19 de ene de 2021

*Más recaudación sin beneficios.

Apenas hace algunos años el gobierno federal en turno determinó incrementar el pago de impuestos de productos cuyo consumo daña l


Por OFICINA | martes 14 de enero del 2020 , 07:17 p. m.

Apenas hace algunos años el gobierno federal en turno determinó incrementar el pago de impuestos de productos cuyo consumo daña la salud de la población, por ejemplo los cigarros, refrescos y todo tipo de bebidas azucaradas con el objetivo de desalentar su consumo, sin embargo los resultados hoy en día solo beneficiaron con mayores ingresos las arcas gubernamentales.

 Gracias a estos incrementos en el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), los ingresos aumentaron para el gobierno más del 40 por ciento en apenas cinco años, que van del 2014 hasta el 2019, sin embargo en nada sirvió para bajar su consumo y sí por el contrario incentiva la informalidad.

A pesar de la iniciativa del gobierno de la cuarta transformación  para incluir  en el paquete económico un incremento sustancial en este tipo de productos para el 2020, ante las protestas de diversos sectores, el legislativo la echó para atrás, sin embargo en el caso de los cigarrillos por ejemplo ya se dio un incremento que ronda por el 10 por ciento. Caso concreto la marca más conocida, Marlboro pasó de 57 a 63 pesos el costo de la cajetilla.

Pero volviendo a la intención de los llamados impuestos especiales, para lo único que han servido es para convertirse en una importante fuente de recursos para el gobierno desde la época de Enrique Peña Nieto. Simplemente durante el primer año de su entrada en vigor en el 2014, el gobierno ingresó alrededor de  38 mil millones de pesos más.

Ya en el 2019 con López Obrador al frente de la administración federal el monto del ingreso fue de alrededor de 53 mil millones de pesos apenas en la primera mitad del año, ello significó el 41 por ciento más de acuerdo a los datos que la propia secretaría de Hacienda han dado a conocer en fechas recientes.

Hoy en día está claro que estos impuesto especiales no cumplieron con el objetivo para el que fueron creados o cuando menos para lo que dijeron habían sido autorizados, es decir para disminuir  su consumo y con ello bajar también los niveles de enfermedades que su ingesta ha originado a millones de mexicanos con todo lo que ello representa.

Los fabricantes de cigarros por ejemplo casi duplicaron sus ventas durante este periodo para pasar de   casi mil millones de cajetillas en el primer semestre del 2014, a mil 733 millones en igual periodo del reciente 2019, esto según los resultados de la encuesta  mensual de la industria manufacturera del Inegi.

Por otra parte, el consumo de cervezas subió de 4 mil 608 millones de litros a 6 mil 95 millones; mientras que el de refrescos y jugos creció de 9 mil 651 millones de litros a 10 mil 172 millones y el de bebidas energizadas subió su consumo de 190 a 238 millones en igual periodo. Cifras más que evidentes para confirmar que la intención (o supuesta intención) del anterior gobierno  y confirmada por el actual, nomás no funcionó.

Se sabe que en las “tiendas chicas” la venta de productos como los refrescos representan el 15 por ciento de los ingresos totales, mientras que los cigarros significan  el 10, es decir ambos concentran una cuarta parte de las ventas. La realidad es que ante el alto costo de estos productos por el incremento en el IEPS, la gente recurre en el caso de los refrescos a las bebidas azucaradas baratas y con los cigarrillos prefieren ir a  los de contrabando con todo lo que ello significa  tanto en un caso como en  otro, pues esta realidad lleva a la evasión fiscal, fomenta la informalidad, aumentan los riesgos sanitaros y con todo ello el financiamiento  a la actividad criminal.

Veremos qué ocurre al avanzar el actual gobierno, de momento el incremento se paró con todo y el aumento  ya comentado en el precio de los cigarrillos; lo que hoy está claro que elevar la carga fiscal a cigarros, refrescos, cervezas y bebidas energizantes, ha demostrado en la práctica que no sirve para desalentar su consumo ni sus ventas.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero…En Confianza. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO