19 de ene de 2021

*La renovación de alcaldías.

Aun y cuando todavía parece muy pronto, cada vez son más los comentarios, las acciones y las  actitudes que han tomado diversos per


Por OFICINA | martes 23 de abril del 2019 , 05:48 p. m.

Aun y cuando todavía parece muy pronto, cada vez son más los comentarios, las acciones y las  actitudes que han tomado diversos personajes –y  sus seguidores,  quienes los tienen- en la búsqueda de  una candidatura de cara a las elecciones municipales en Hidalgo a realizarse en el ya  no muy lejano primer domingo de junio  del 2020. Apenas poco más de un año.
Está claro que hoy  al terminar el primer cuatrimestre del 2019 el escenario político ha cambiado en nuestra entidad y en el país. Al frente de México el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha tomado algunas  decisiones polémicas que le han valido la crítica y también el aplauso de diversos sectores de la sociedad.
Por ejemplo en el combate a la corrupción sin duda la mayoría de los mexicanos estamos de acuerdo sabedores que es el mal que más ha dañado a un país como el nuestro. Cancelar la construcción del aeropuerto en Texcoco, parece  -por otro lado- un tema que millones de mexicanos critican con dureza y cuyas consecuencias habrá que esperar.
Y como el par de acciones y decisiones referidas, muchas más insistimos que algunas gustan y otras no. Pero hoy el tema son las elecciones municipales en Hidalgo y el ambiente que prevalece en la entidad de cara a ese proceso que sin duda es el que más interesa a la población por el hecho simple que el alcalde se convierte en su momento  en la autoridad más cercana a la gente, está cada vez más caliente.
Es entendible que a la sociedad le interesa saber, opinar y con su voto decidir sobre la autoridad del municipio, mucho más que el interés que puede despertar una elección de diputado federal, diputado local, senador, gobernador o hasta Presidente de la República, aunque excepción hecha en ese último caso las recientes elecciones federales en donde el triunfo arrollador de AMLO se llevó el interés de los que votaron y hasta de los que no votaron por el hoy primer mandatario.
El ambiente se comienza a calentar en  todos los municipios de la entidad, cuya geografía política en Hidalgo hoy nos arroja que  de los 84 municipios el PRI gobierna 22, el Verde siete, el PRD 13, el PAN 16, el PES siete, Movimiento Ciudadano 3, Panal 11, Morena uno, el PT 3 e independiente uno.  
Sin duda en el 2020 el escenario será otro. Para comenzar Morena se ha posicionado como la primera fuerza política merced al arrastre que después de muchos años de campaña, logró el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, mismo que le significó más de 30 millones de votos y una muy cómoda ventaja sobre sus seguidores  Anaya del PAN y Meade del PRI.
Resulta importante que para las citadas elecciones municipales en Hidalgo, aquí seguirá un gobernador emanado del Revolucionario  Institucional. Omar Fayad con una muy larga carrera política en muchos cargos incluso de elección popular siempre bajo los colores del PRI, como alcalde de Pachuca, senador de la República y diputado federal antes de jefe del ejecutivo estatal.
Lo anterior nos lleva a pensar que el trabajo del gobernador directa o indirectamente incide en las votaciones de sus gobernados. Claro aquí la disyuntiva será saber quién puede significar más votos   para alcaldes en Hidalgo: si un gobernador priista o un presidente del país morenista. Interesante  sin duda.
 Con todo y que a pesar de la muy fuerte y a veces agresiva campaña presidencial que se vivió  en nuestra entidad, a partir del nuevo gobierno federal la buena relación entre Andrés Manuel López Obrador  y Omar Fayad, habla de madurez política a toda prueba,  misma que a veces no ha sido debidamente entendida por sus seguidores, tanto de un lado como de otro.
Ahora está claro que con este escenario a nivel  federal y a nivel estado, las cosas en cada municipio habrán de ser muy diferentes. Parece que lo principal e incluso más allá del partido que lo postule, se va  tomar muy en cuenta a la persona. Mujer u hombre con trayectoria capaz de ganar la confianza de sus vecinos, al margen de los colores del partido que lo cobije.
Y es que no podemos dejar de lado el bajo nivel de credibilidad y confianza que hoy representan todos y cada uno de los partidos políticos en México (tal vez la excepción pueda ser Morena por lo que ya todos sabemos). Poca gente los sigue. Y lo mismo podemos hablar de azules, amarillos, rojos,  verdes o tricolores.
Ya al referirnos de la elección en cada municipio para el relevo de los alcaldes, en Tula nos parece que las fuerzas estarán solamente entre el PRI  y Morena; el resto de los partidos con registro  seguramente desde ahora están pensando en alguna figura de cualquiera de los dos partidos para “pescarlo” y entonces llevar agua para su molino, ante la falta de una mujer u hombre con militancia reconocida en alguno de los partidos llamados pequeño.
Por el lado de Morena sin duda van a sobrar aspirantes para buscar la alcaldía para Tula, que dada su importancia, es uno de los cinco municipios que maneja un presupuesto más importante en la entidad, que para el año que viene podría ser de alrededor de 200 nada despreciables  millones de pesos.
Mientras que del lado del Revolucionario Institucional, a pesar de vivir una crisis a nivel nacional más grave de cuando perdió a manos de Fox la presidencia de la República, todavía es Hidalgo uno de sus más importantes bastiones y en el caso particular de Tula evidentemente son cuando menos cinco los que con posibilidades pueden aspirar a sacarse la “rifa del tigre”.
Claro que los que han levantado la mano son cuando menos el doble, sin embargo conforme  se acerquen las fechas la lista se va depurando. Primero de manera natural de los que por ocurrencia levantaron la mano pero que al poco tiempo se dieron cuenta que ni su propia familia votaría por ellos; después se hará más chica la relación  de acuerdo a las directrices que el partido vaya dando a conocer y que varios de los suspirantes no cuenten con ellas.
Habrá tiempo de sobra para analizar nombres de Tula y de los municipios de la zona. Sólo le anticipamos que si usted tiene un vecino o vecina que hasta antes de ahora ni el saludo le daba y ahora se desvive por hacerlo, es que quiere ser su candidato(a) y luego entonces es momento oportuno para que usted lo vaya midiendo  y ver si tiene “patas para gallo”.
Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega pero…En Confianza. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO