19 de ene de 2021

*A la baja pero sigue aprobado.

Este primero de diciembre el presidente López Obrador está cumpliendo su primer año al frente del gobierno federal en donde el te


Por OFICINA | martes 26 de noviembre del 2019 , 07:24 p. m.

Este primero de diciembre el presidente López Obrador está cumpliendo su primer año al frente del gobierno federal en donde el tema de la inseguridad se mantiene como la tarea más importante  que no se ha resuelto ni mucho menos y que entre otras cosas le ha valido una baja significativa en los índices de aprobación, demostrando con ello que el tema no es tan sencillo como el propio AMLO pudo haberlo  creído.

Ciertamente el tema de la violencia casi por todo el territorio nacional ha alcanzado simplemente este 2019 niveles que no podíamos imaginar pero que son más altos que cuando Peña Nieto o inclusive cuando el panista Felipe Calderón. Se habla de casi 30 mil muertes violentas en lo que va de este 2019.

Y vale la pena referir que en estos índices de violencia Hidalgo ya no es ajeno. Simplemente por primera vez en la historia, nuestra entidad alcanza ya bandera amarilla a la hora de otorgar calificaciones el gobierno de Estados Unidos, con  la clara sugerencia de llegar por estas tierras solamente cuando  sea absolutamente necesario.

Ciertamente hoy Hidalgo ya  no es la entidad más segura del centro del país como todavía se presumía hace poco; recientemente conocimos que aquí ya hubo más víctimas de la violencia con 293 casos, mientras que se tiene  un registro de 166 en Querétaro y  los 147 de Tlaxcala, lejos de los apenas 25 reportados en Yucatán  o de los 64 en Campeche, pero también por fortuna lejos de 2865 en Guanajuato  o de los 2425 en Baja California y así siguen las tablas.

Este clima de inseguridad ya se refleja en la opinión de la gente sobre el gobierno de López Obrador. Apenas la semana anterior se conoció  de la caída por primera vez de alrededor de 10 puntos en los niveles de aceptación de las autoridades federales, pues mientras en agosto andaba por casi el 69 por ciento, ahora está apenas cerca del 59 por ciento.

Se informa que los dos temas que más influyen en este descenso son el  caso del Chapito en Culiacán y la ejecución de 12 integrantes de la familia LeBarón en donde la mitad de ellos eran niños e insistimos las cifras escalofriantes de muertos por todas partes

Y la baja en la popularidad del primer mandatario es innegable. Todavía en marzo de este año al cuestionar a la gente ésta decía en un 53 por ciento que estaba de acuerdo en el manejo que las autoridades les daban al asunto de la inseguridad, sin embargo  ahora la aprobación es apenas del 31 por ciento. 

Sin embargo hay que reconocer que con todo lo anterior, el nivel de aceptación de AMLO entre la población, sigue siendo aprobatorio con el 6.9, apenas abajo del 7.22 que logró  hace tres meses. Se insiste en  cuanto a lo que la gente considera como de  los mayores errores de la actual administración, nuevamente aparece en los primeros niveles el combate a la delincuencia.

Por el contrario hoy la gente le reconoce a AMLO los programas sociales, también ve bien el combate al robo de combustible y en tercer lugar el trabajo que el gobierno realiza para combatir con éxito  la corrupción que desde hace mucho se había anidado en todos los niveles de todos los gobiernos.

Las cifras en materia de expectativas del actual gobierno son también interesantes. La caída es bastante al enterarnos que había una buena vibra hacia él de casi el 65 por ciento y hoy se ha reducido en el 14.9 por ciento respecto a los que de su gobierno se pensaba hace un año cuando comenzó. Mientras que el 45 por ciento sigue teniendo fe en AMLO y pide paciencia antes de exigir resultados.

Pero bueno hay temas que el presidente había ofrecido resolver en poco tiempo, ahora esos plazos algunos se han alargado hasta los dos años. De cualquier forma se concluye que si hoy en día se levantara una encuesta si AMLO debe o no seguir,  siete de cada 10 ciudadanos prefieren que siga en el cargo.

Hoy tenemos claro que López Obrador sigue contando con el apoyo de sus electores, aunque ciertamente sus bonos de popularidad se han ido a la baja pero todavía a  buen nivel. Seguramente  todos –o casi todos-  los mexicanos deseamos que AMLO pronto le encuentre la punta a la hebra. Más nos vale.

Por hoy es todo, nos leemos a la próxima entrega… pero en Confianza.*NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO