19 de ene de 2021

*A cambio de qué.

Esta  frase es la pregunta que muchos   mexicanos nos hacemos después de que dos días antes de que se venciera el plazo,


Por OFICINA | martes 11 de junio del 2019 , 05:47 p. m.

Esta  frase es la pregunta que muchos   mexicanos nos hacemos después de que dos días antes de que se venciera el plazo, la comitiva que encabezó Ebrard logró negociar en Washington  con su similar de Trump la no aplicación del 5% de aranceles a los productos mexicanos destinados a los Estados Unidos, lo que cual significó salir del más complicado escollo al que se haya enfrentado el gobierno de López Obrador a seis meses de asumir como tal.

Por supuesto que anular casi al límite esa decisión del presidente del país más poderoso del mundo, es un hecho que hay que destacar en favor de la diplomacia mexicana que hoy tiene a la cabeza al hasta hace poco  perseguido y criticado  de cuando su trabajo como jefe de gobierno de la Ciudad de México, por el tema aquel de la línea 12 de Metro.

Son varios puntos que no son  todavía del conocimiento del común de los mexicanos y que no sabemos si en un tiempo corto o largo llegaremos a saber. Ello es lo que desde ahora nos debe inquietar, más allá de las afinidades o no con el gobierno  federal morenista, por aquello de las recalcitrantes actitudes de los seguidores de López Obrador que  ante  la manifestación de cualquier idea diferente a AMLO, la agresión inmediata es su respuesta.

Y es que  por ejemplo saber que seis mil elementos de la naciente Guardia Nacional están ya apostados en nuestra frontera sur para evitar el paso de migrantes centroamericanos camino a los Estados Unidos, nos hace dudar de cuando se dijo que este cuerpo de élite era para devolver la tranquilidad a los mexicanos agobiados en diferentes partes del territorio nacional por la inseguridad y no convertirse en una policía migratoria como ya le llama Felipe Calderón.

Entonces la GN ya no será para combatir el robo de combustible en Puebla o en  Hidalgo ni  el tráfico de drogas en Guerrero o en Tamaulipas, por ejemplo. Se van a dedicar a perseguir a los cientos o miles de mujeres y hombres que de países como Honduras sobre todo, van de paso en busca del sueño americano.

Esta decisión se traduce en entender  que resulta mucho más importante la seguridad  de los gringos que su presidente Trump ve amenazada, que la de los millones de mexicanos que habíamos visto a la Guardia Nacional como una nueva opción en los esfuerzos de este gobierno y de los inmediatos  anteriores para contrarrestar el clima de inseguridad que cada vez es más grave e incontrolable.

No es menos preocupante la obligación que ahora tiene México de “aguantar” dentro del territorio nacional a los miles de migrantes que han iniciado su trámite ante las autoridades estadounidenses para su ingreso legal a ese país, pero que mientras ello se resuelve –periodo que puede tardar semanas o meses-, nada mejor que permanecer en suelo mexicano.

¿Complicado no? En qué van a trabajar, quién les va  a dar de comer, de qué van a vivir. No olvidar que en la mayoría de los casos no son mujeres y hombres solos, son familias completas. Ah, y en tres meses el gobierno de USA nos va a evaluar para saber qué trato nos sigue dando. Parece difícil aceptarlo, pero el dicho aquel que México es el patio trasero de Estado Unidos, pues sí. Ahora más que nunca.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega pero… En Confianza. *NI* 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS


ARCHIVO