Por si no lo sabías…

*SALUD QUE PERDURA

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, es un gusto saludarles de vuelta, hoy recordando una de las experiencias más importantes que me dejó el año que se fue. Tuve la dicha de ser invitado al Congreso Nacional de Enfermería, al que asistí con el mayor de los gustos e interés, pues se trataría de la salud del adulto mayor…

Sí, la del abuelo de la casa, ese que mientras se vale de sí mismo es atendido y tomado en cuenta, de lo contrario… y aunque duela decirlo, hay quienes no saben a dónde dejarlo.

Mientras eso pasa, la comunidad científica aun estudia por ellos, para darles una mejor calidad de vida y es que ahora se sabe que los abuelos que ayudan a cuidar sus nietos o hijos de vecinos o amigos, viven más que aquellos que no ayudan a nadie. Sin embargo, la ayuda debe ser voluntaria y no puede ser a tiempo completo, indica una investigación realizada en Berlín.

Los resultados del estudio se publicaron en la revista médica Evolution and Human Behavior®. Donde sostienen que -“No tener contacto con nietos para nada puede afectar negativamente la salud de los abuelos”-. Así lo expresó la investigadora principal del estudio Sonja Hilbrand, estudiante de doctorado en el Departamento de Psicología de la Universidad Basel de Suiza.

Los especialistas sugieren que éste vínculo puede ser un mecanismo enraizado profundamente en nuestro pasado evolutivo cuando ayudar con los niños era crucial para la sobrevivencia de la especie humana.

La conclusión del Estudio de Berlín sobre el Envejecimiento es resultado de una investigación a más de 700 personas mayores de 70 años. Los participantes completaron entrevistas y exámenes médicos cada dos años entre 1990 y 2009.

En ella, se compararon a los ancianos que ayudaban a cuidar parcialmente a sus nietos con ancianos que ayudaban a personas que no eran sus familiares como amigos o vecinos y otros que no cuidaban a nadie.

En general, considerando incluso la edad de los abuelos y su estado general de salud, el riesgo de morir en un periodo de 20 años fue menor en un 30 % para los abuelos que cuidaban a sus nietos que aquellos que no ayudaban en el cuidado de infantes.

La mitad de los abuelos que cuidaron de niños estaban vivos diez años después de la primera entrevista. Igual los participantes que no tenían nietos pero ayudaban a sus hijos adultos de alguna manera, por ejemplo en tareas del hogar.

Por si no lo sabías, la mitad de los ancianos sin niños que ayudaron a amigos o vecinos vivieron hasta siete años después que comenzó el estudio. Aquellos que no ayudaron a nadie vivieron un promedio de cuatro años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: