Por si no lo sabías…

GIROS DE SOL

Por Jonathan D’ Estrada

Amigos lectores, les saludo con el gusto y agradecimiento de cada semana, esta ocasión caminamos por las zonas agrícolas y llanas, viendo cómo se da la vida silvestre y en el recorrido unos girasoles nos dan la bienvenida.

Los girasoles son plantas de la familia de las asteráceas, originaria de Centro y Norteamérica. Normalmente cultivada para fines alimenticios, oleaginosos u ornamentales en todo el mundo.

El nombre Girasol se refiere a que el capítulo floral gira según la posición del sol, Otro nombre común mirasol es más preciso. Esta orientación variable se manifiesta cuando la planta todavía es joven; cuando madura, ya no gira y se queda en una posición fija hacía el levante.

Su cultivo se remonta al año 1000 a. C., pero existen datos que indican que fue domesticado primero en México al menos 2600 años a. C. Y su imagen se usó como un símbolo que representaba a la deidad del sol, principalmente los aztecas y otomíes en México, y los incas en el Perú.

El girasol contiene hasta un 58 % de aceite en su fruto, mismo que se utiliza para cocinar y en la producción de biodiesel. El aceite de girasol virgen no posee las cualidades del aceite de oliva, pero cuenta con cuatro veces mayor cantidad de vitamina E natural que el primero.

Sin embargo, lo que resalta de esta nota es que un equipo de científicos finalmente ha sido capaz de averiguar exactamente cómo es que la planta gire en pro del sol, pues sostienen que los cambios de la flor son causados por un ritmo circadiano interno, mejor conocido como el reloj del cuerpo, y este cambio en la posición diaria no sólo mejora tamaño de las hojas de las flores, ¡también los hace más atractivos para las abejas!

“Es el primer ejemplo de un reloj en una planta modular y su crecimiento en un entorno natural, que tiene repercusiones reales de la planta”, explicó Stacey Harmer, de la Universidad de California.

Entonces, ¿qué es lo que las plantas se muevan? Harmer explicó que la planta crece de manera diferente a lo normal produciendo un ciclo diario que dura 24 horas. Todo este movimiento tiene grandes beneficios para las plantas. A lo largo de sus experimentos, el equipo demostró que las flores que están lejos del Sol tienen hojas 10 veces más pequeñas.

Y las plantas que se habían vuelto de cara al oeste en el inicio de la jornada recibieron cinco veces más abejas y otros insectos que aquellas que apuntan hacia el este, lo que sugiere que hay una ventaja evolutiva de las plantas persiguiendo el sol.

Por si no lo sabías, fenómeno porque el que dichas flores se mueven es llamado heliotropismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: