22 de mar de 2019

*Mi reconocimiento a los compañeros reporteros de la región Tula-Tepeji.

Por Jesús González   Desde el año 2000, gracias al entonces gerente de 89.3 Federico Lozano, hoy director del sistema de r


Por OFICINA | viernes 8 de febrero del 2019 , 06:48 p.m.

Por Jesús González

 

Desde el año 2000, gracias al entonces gerente de 89.3 Federico Lozano, hoy director del sistema de radio en Hidalgo, obtuve el certificado de la Secretaría de Educación Pública como locutor profesional, con el paso del tiempo la vida me llevó a estudiar Ciencias de la Comunicación donde en la materia de periodismo tuve la oportunidad de entrevistar al obispo emérito de San Cristóbal de las Casas en Chiapas Samuel Ruiz, personaje histórico en la época de la sublevación del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, EZLN, en contra del gobierno mexicano.

A pesar de que soy un apasionado del deporte y me fascina narrar partidos de futbol hoy mi labor está más encaminada a temas periodísticos que otros menesteres, una actividad que en los últimos años se ha vuelto peligrosa y con muchas trabas para llevarse a cabo.

Por eso hoy a través de esta columna quiero hacer un sincero reconocimiento a todos mis compañeros que han mostrado su profesionalismo ante los hechos ocurridos en los últimos días en el estado de Hidalgo, hechos que se han conocido a nivel internacional y que han destapado la realidad de un pueblo que sigue viviendo en la miseria, al amparo de un gobierno que poco o nada hace para combatir de fondo esta realidad.

Hoy vaya mi reconocimiento a todos los compañeros reporteros de esta zona que desde la tarde del fatídico 18 de enero estuvieron en San Primitivo en Tlahuelilpan documentando, primero el robo de hidrocarburo en un ducto de Pemex y segundo la trágica escena de dolor y desesperación que se vivió con el incendio en dicho lugar, que ha dejado hasta ayer viernes 130 personas sin vida.

Me queda claro que los periodistas no son el objeto de la nota, somos nosotros los que debemos buscar al sujeto y objeto de la información para darla a conocer a la ciudadanía, pero vale la pena en esta ocasión poner sobre la mesa el trabajo que realizaron los compañeros en los hechos de Tlahuelilpan, demostrando un trabajo profesional y apegado a la verdad.

Debo reconocer que un servidor llegó al lugar del sitio después de las 10 de la noche de ese día, pero platicando con mi compañera Verónica Monroy, quien estuvo desde temprana hora en el lugar, lo que se vivió en San Primitivo es un tema muy complejo, pues al lugar llegaron personas de todas las edades que estaban desesperadas por la falta de gasolina para sus vehículos.

A raíz de este hecho periodistas de todo el país, incluso internacionales han llegado a documentar historias que se viven en Tlahuelilpan, algunos de manera muy profesional, otros inventando información que ha causado la molestia de los pobladores que hoy se rehúsan a dar declaraciones por el temor de ser linchados mediáticamente a través de las redes sociales.

Y su enojo es justificado porque de pronto un medio nacional con la intención de polemizar publicó que las familias de las víctimas de este incendio estaban exigiendo una indemnización, algo que es totalmente falso, pues en medio de su dolor de haber perdido a un familiar o de estar buscándolo, lo último en lo que estaban pensando era en cuestiones económicas.

Las acciones erróneas que han cometido algunos comunicadores no manchan el gran trabajo que realizaron el día de los hechos muchos reporteros de la zona que llevan varios años documentando hechos, narrando lo que sucede todos los días, a pesar de las presiones, los ataques y un sinfín de acciones cobardes en su contra, debo dejar en claro que esta zona de Hidalgo, la zona de Tula, hay comunicadores de gran calado que tienen muy clara su labor de informar de manera clara, verídica y objetiva, a todos ellos mi respeto y admiración.

No doy nombres de los reporteros porque no quisiera causar una molestia en alguno de ellos que se viera afectado por mi corta memoria, por ello mi reconocimiento es a todos los que realizan esta noble labor de informar.

SANTO: El diputado local por Tula Ricardo Baptista se ha comprometido a revisar el caso del exalcalde tulense Jaime Allende González, quien goza de total impunidad a dos años de haber dejado la administración pública, de donde se llevó varios recursos que no han sido justificados, esperamos que el legislador haga su trabajo y se castigue a Don Allende.

DEMONIO: Desde hace algunos días más elementos de la policía federal y militar recorren municipios de la zona entre ellos Tula, eso no ha evitado que los robos a casa habitación, a vehículos y transeúntes disminuyan, que decir de los asaltos al transporte público, quizá la labor de estos uniformados solo sea cuidar los ductos de Pemex.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO