14 de nov de 2018

*SEGUNDO PASEO.

*SEGUNDO PASEO.   Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, hoy revisando los objetos valiosos, &e


Por OFICINA | martes 30 de octubre del 2018 , 05:41 p.m.

*SEGUNDO PASEO.

 

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, hoy revisando los objetos valiosos, ésos que te niegas a tirar por diversas razones, en cajitas y bolsitas impregnadas de polvo y aroma a guardado, encontré las primeras tres columnas escritas en esta sección.

 La inaugural visita al Everest, rodeado de frio y hielo, recordando a los primeros escaladores Tenzing Norgay y Edmund Hillary. Y qué decir del anhelado sueño espacial, donde platicábamos del “Discovery” y los 1.7 millones de dólares que cuesta una misión por parte de la NASA.

En ése clavado de recuerdos apareció “La realidad de una leyenda”, una columna escrita el 29 de septiembre del 2009, en la que recorríamos los lujosos pasillos del trasatlántico más famoso del mundo, no solo por su tamaño, su historia, su misterio y lo conocido hasta ahora gracias a Hollywood.

El titanic era uno de tres barcos de la misma categoría, construidos para viajes de lujo, uno de ellos puesto en funciones en 1910, el titanic en 1912 y el Britannic, éste último ocupado como buque hospital en los años de la Primera Guerra Mundial.  

El trágico final del buque y los grandes estudios que se le han hecho, inspiraron a la empresa Blue Star Line para crear una réplica del afamado barco. En el comunicado oficial trasciende que seguirá la misma ruta que el desafortunado viaje del Titanic de 1912.

El nuevo crucero llamado Titanic II llegará a mar abierto dentro de cuatro años. Hasta ahora se sabe que el barco presenta el mismo diseño de cabina que el barco original y transportará la misma cantidad de pasajeros, dos mil 400, y una tripulación de 900 integrantes.

La idea de volver a darle vida al el transatlántico más famoso del siglo XX, nació del empresario y político australiano Clive Palmer, quien en 2012 creó la compañía ‘Blue Star Line’ con el objetivo de crear una nueva versión del navío hundido.

Tras varios años de retraso por disputas legales del nombre, ya que se le exigía el pago de millones de dólares en regalías, Palmer logró solucionar el conflicto y asegura que tiene todo listo para traer de vuelta al Titanic.

El barco navegará desde Dubai a Southampton, Inglaterra y luego a Nueva York, siguiendo la misma ruta que tomó el barco original antes de que se hundiera la madrugada del 15 de abril en el Océano Atlántico Norte.

A pesar de ser una réplica del original, por si no lo sabías, el Titanic II cuenta con una moderna tecnología de navegación. La nave será un poco más ancha que la original para darle más estabilidad. Además, tendrá el mismo diseño interior y de cabina, al igual que el salón de baile y los baños turcos. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO