23 de abr de 2019

PUNTA DE LA LENGUA.

*PUNTA DE LA LENGUA.   Por: JONATHAN D’ ESTRADA   Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta ocasi&


Por OFICINA | martes 5 de febrero del 2019 , 05:03 p.m.

*PUNTA DE LA LENGUA.

 

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

 

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta ocasión desde la comodidad de la casa, platicando con la familia sobre los planes para el fin de semana, mientras se daban propuestas una de las personas que estaba con nosotros se quedó con la idea ‘en la punta de la lengua’

Cuando eso sucede, inunda sobre la persona una sensación de frustración y vacío, pero valdría la pena sugerir que no debemos preocuparnos, pues todas las personas fuimos y seremos víctimas de este fenómeno. Además no sólo sucede en las lenguas orales, sino también en el lenguaje de señas.

De acuerdo a los especialistas, el cerebro debe tener a los sonidos al momento de pronunciar palabras, una actividad constante, pero cuando estas conexiones sensoriales se debilitan o interrumpen, tendremos como resultado ese prolongado y penoso silencio.

El doctor David Facal, profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad de Santiago de Compostela, explicó que a nivel semántico las personas tenemos el conocimiento de las palabras a decir, el siguiente paso, es la activación fonológica, la encargada de los sonidos, misma que se verá bloqueada por unos segundos.

Dentro de la lista de hipótesis sobre el origen de este “corte de expresión”, se cree que la fatiga, el cansancio, el cansancio o peor aún, un deterioro cognitivo, pueden provocar que se activen esos bloqueos mentales. Sin embargo, hasta ahora, no existen pruebas que afirmen lo anterior.

Según el estudio, es más probable que el fenómeno de la “punta de la lengua“ocurra en adultos mayores con episodios de ansiedad, mientras que a los jóvenes se les presentará en situaciones de estrés.

Lo que también encontraron los médicos, fue que ocurría más con nombres propios, ya que éstos carecen de sinónimos o palabras semejantes.

Sobre la cura, se dice que no la hay, por no ser una enfermedad, se puede prevenir con la lectura constante y la escritura regular, pues una inteligencia activa tiene menos probabilidades de sufrir ‘cortes sensoriales‘.

Este fenómeno tampoco está ligado a la demencia, por ejemplo el Alzheimer, es una falla general del sistema cognitivo, mientras que ‘la punta de la lengua’ sólo es un como un encendedor con poco gas, hay chispa, pero no enciende…

Por si no lo sabías, es más común en personas bilingües, gracias a su amplio banco de palabras y sonidos. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO