21 de jun de 2018

PÚAS DE PLÁSTICO

  PÚAS DE PLÁSTICO   Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, e


Por OFICINA | martes 6 de marzo del 2018 , 05:05 p.m.

 

PÚAS DE PLÁSTICO

 

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde los pasillos de un tianguis, entre frutas, verduras, carnes y demás artículos, encontré lo que buscaba para esta tarde… nopales…

Los nopales son un género de plantas de la familia de las cactáceas que consta de más de 300 especies, todas nativas del continente americano, que habitan desde el norte de Estados Unidos hasta la Patagonia, donde crecen de forma silvestre.

Sus frutos comestibles, las tunas o higos chumbos, son muy populares en México, Chile, Noroeste de Argentina, Perú, Sicilia, en el sur de Italia, las Islas Canarias, Andalucía, en el sur de Castilla, y el Levante español, donde incluso se hacen productos tales como zumos, dulces o cerveza con sus frutos.

También se encuentra asilvestrada por gran parte de África del Norte, aunque su popularidad y aprovechamiento es desigual y en algunas zonas inexistente.

En México hay ocho especies endémicas y forman parte de los símbolos nacionales; y de la mitología mexica, en la que se considera como la planta de la vida, ya que aparentemente nunca muere, puesto que al secarse puede dar vida a una nueva planta.

Según los mitos mexicas, el primer nopal nació del corazón de Copil, el hijo de Malinalxóchitl, quien, al tratar de vengarse de su tío Huitzilopochtli por dejar sola a su madre, fue mandado a matar por éste.

Según cuenta la leyenda, Huitzilopochtli mandó sacarle el corazón a Copil, y que luego fuera enterrado en unos peñascos. Al día siguiente apareció el primer nopal: con espinas de valiente guerrero y flores de un hijo que defiende a su madre.

Ahora bien, volviendo a la realidad, una investigadora mexicana de la Universidad del Valle de Atemajac en Guadalajara, creó un plástico biodegradable a partir de nopal y otras plantas.

Este bioplástico tiene como materia prima el nopal, porque es una especie común en varias partes del país y de fácil degradación. La investigadora de nombre Sandra Pascoe Ortiz, utilizó la baba del nopal, glicerina y proteínas naturales.

Por si no lo sabías, este bioplástico puede degradarse al estar a la intemperie en tres meses y al contacto con el agua en solo dos semanas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO