15 de dic de 2017

*PLATO SALUDABLE

  *PLATO SALUDABLE Por: JONATHAN D’ ESTRADA   Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde


Por OFICINA | viernes 24 de noviembre del 2017 , 06:38 p.m.

 

*PLATO SALUDABLE

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

 

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde la cocina y no necesariamente para mostrar mis artes culinarios, sino para lavar los platos…

Como todos sabemos, la suciedad en casa provoca, sin darnos cuenta, la propagación de gérmenes, insectos, hongos y bacterias. Estos pueden encontrarse en todas las superficies, desde madera hasta plástico o acero.

Por ello, la limpieza de manos tiene mucha importancia cuando manipulamos alimentos ya que se pueden generar intoxicaciones. Los gérmenes pueden desarrollarse en diferentes lugares y condiciones, pero hay ciertas situaciones que hacen más propicia su localización y transmisión.

Cualquier objeto puede convertirse en un ámbito idóneo para el desarrollo de bacterias peligrosas para nuestra salud. Los suelos, las alfombras, los muebles, los pomos de las puertas, el teléfono y hasta el mando del televisor pueden ser refugio de virus o bacterias. Sin embargo hay dos zonas que exigen un mayor esfuerzo a la hora de la limpieza: la cocina y el cuarto de baño.

Para los especialistas, estas partes de la casa son una ardua tarea de que todas las amas de casa realizan día con día. Pero ahora le dan otro enfoque relacionado al deporte o actividad física.

Las actividades físicas ligeras que hacemos diariamente, y que incluyen tareas del hogar como lavar la vajilla, tiene un efecto positivo en la esperanza de vida, así lo señala una nueva investigación de médicos estadounidenses publicada recientemente en la revista Journal of the American Geriatrics Society.

El trabajo requirió la participación de 6 mil mujeres de entre 65 y 99 años de edad, a las cuales se les analizó su actividad física con rastreadores de ejercicios durante una semana, y equipos de doctores siguieron monitoreando el estado de salud de las participantes a lo largo de los tres años siguientes.

De acuerdo con los resultados obtenidos, la tasa de mortalidad de las mujeres que realizaban una actividad física ligera durante al menos 30 minutos al día fue un 12% menor que la registrada entre aquellas que llevaban un estilo de vida poco activo físicamente.

Asimismo, el aumento del ejercicio hasta una hora al día con 30 minutos de actividad física moderada redujo la probabilidad de muerte en un 39%. Por 'actividad física' los autores del trabajo entienden también las tareas del hogar, como limpiar la casa y lavar los platos, así como paseos al aire libre.

—"El aumento de los niveles de actividad física, tanto ligera como moderada, podría ser casi tan efectivo como el ejercicio regular riguroso a la hora de prevenir una enfermedad crónica importante"—, comentó una de las autoras del estudio, Andrea LaCroix.

Por si no lo sabías, la frase del estudio es "No tenemos que correr maratones"

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO