17 de nov de 2018

*PAZ AUDITIVA.

Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde una fiesta, la mesa, la comida, el refresco, el fe


Por OFICINA | martes 19 de junio del 2018 , 12:16 p.m.

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde una fiesta, la mesa, la comida, el refresco, el festejado y la pirotecnia… que los hace correr…

No hablo de los invitados, sino de los perros que andaban por ahí, aterrados entre mesas y personas, pero, ¿por qué ese comportamiento?

La comunicación con sonidos es muy importante para los perros. Éstos emiten diferentes tipos de sonidos en función del momento y situación anímica en la que se encuentren, y va desde ladridos, gemidos, aullidos y gruñidos.

En comparación con los humanos, los perros tienen un sentido del oído muchísimo más desarrollado. El sonido se transmite por medio de ondas, cuya frecuencia de vibraciones se mide en unidades llamadas hercios’ (Hz).

El promedio del espectro auditivo del ser humano es de 20 a 20 mil Hz., mientras que el de los perros, es de aproximadamente 20- a 65 mil Hz, esta es la razón por la que muchos perros, y también gatos, se sienten molestos por el ruido.

Lo anterior justifica su parcial agresividad al perseguir una moto, su ansiedad al sonar de una licuadora o aspiradora, porque emite un desagradable sonido de alta frecuencia que nosotros no podemos oír.

Entonces ¿qué ocurre con los fuegos pirotécnicos? Los ruidos estrepitosos que genera la pirotecnia afecta a la mascota por el sufrimiento que padece ,y por el riesgo que corre de lastimarse a sí mismo al tratar de escapar o esconderse y hasta extraviarse.

Para este miedo, no existe una predisposición determinada por la raza, la edad o el sexo de la mascota, simplemente es una respuesta de temor intensa al ruido. El animal trata de huir o esconderse, pide protección al dueño, tiembla, pone la cola entre las patas, se agita, a veces gruñe o ladra desde lejos y los ojos parecen agrandarse.

En estos tiempos, no solo los seres humanos se estresan, también los animales, por ello, desarrollan un gel para calmar a los perros que temen a los fuegos artificiales.

Investigadores estadounidenses crearon un gel con efectos sedantes y analgésicos que podría ser administrado por sus propios dueños bajo prescripción de un veterinario.

Este gel fue probado en la Navidad de 2012 en 182 perros de Estados Unidos. Todos estos peludos presentaban ansiedad y miedo por escuchar los fuegos artificiales.

Los resultados demostraron que 72% de los perros que tomaron el gel relajante mostraron menos signos de miedo y ansiedad. Para lograrlo, este gel fue creado a partir de un medicamento que se llamado dexmedetomidina.

Por si no lo sabias, los perros tienen 17 músculos para mover sus orejas, mientras que los hombres sólo tienen nueve, y la mayoría sólo utiliza 1 o 2. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO