24 de abr de 2018

*METAL SANADOR.

  *METAL SANADOR. Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector, te saludo con el gusto de siempre después de unos d&iacu


Por OFICINA | viernes 19 de enero del 2018 , 06:23 p.m.

 

*METAL SANADOR.

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, te saludo con el gusto de siempre después de unos días de descanso, esta vez desde la cocina de mi casa, preparando uno de los muchos remedios que en internet existen para problemas intestinales.

La colitis es una enfermedad inflamatoria del intestino, que se produce cuando el revestimiento del intestino grueso o colon, y el recto se inflaman. Dicha inflamación lo que produce son pequeñas llagas llamadas úlceras en la pared interior del colon, que pueden causar sangrado y secreción de moco y pus.

Generalmente la inflamación suele comenzar en el recto y extenderse hacia arriba, aunque no llega a extenderse al intestino delgado. La colitis afecta a personas de todas las edades y se da por igual tanto en hombres como en mujeres.

Investigadores de la UT Southwestern Medical Center utilizaron un modelo en el que editaron las bacterias intestinales para reducir los síntomas de la colitis.  El modelo fue aplicado a una serie de ratones para tratar de encontrar una solución a la inflamación que produce este padecimiento.

Los resultados del estudio, publicados en la revista Nature®, dan información sobre las especies bacterianas que cubren el intestino y que al alterarlas reducen los síntomas de la colitis y otras enfermedades inflamatorias intestinales.

Ahora bien, la microbiota es el nombre con el que se conoce a las diversas poblaciones de microbios que recubren el tracto intestinal,  todas ellas esenciales para la salud humana pues ayudan en la digestión, evita infecciones y tiene un papel importante en el sistema inmune.

Debido a la gran variedad de baterías existentes en el cuerpo humano es difícil estudiar y entender los efectos de cada una de ellas; sin embargo, se ha observado que los cambios de composición de la microbiota intestinal están presentes en muchas enfermedades como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohnl, ambas tienen en común dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso y anemia.

En la prueba se descubrió que las especies de la familia Enterobacteriaceae, presentes en pequeñas cantidades en un intestino sano, crecen desmedidamente en aquellos con inflamación. Así, al administrar un metal pesado llamado tungsteno los síntomas disminuyen; al menos en sus ratones. Por el momento los hallazgos del experimento ayudan a encontrar una terapia segura que ejerza un efecto similar en las personas.

Por si no lo sabías, éste tratamiento aún no es aplicable para el humano, pues el tungsteno puede ser peligroso en altas dosis.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO