17 de oct de 2017

Frío descanso.

  *Frío descanso. Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector es un gusto saludarte, como cada semana tocaremos un tema


Por OFICINA | martes 3 de octubre del 2017 , 04:35 p.m.

 

*Frío descanso.

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector es un gusto saludarte, como cada semana tocaremos un tema que bien se presta a una tarde de debates. Así que abramos el refrigerador, saquemos el refresco de esa brisa y disfrutemos al sonar de los hielos.

La refrigeración es un proceso que consiste en bajar o mantener el nivel de calor de un cuerpo o un espacio. Los métodos más antiguos para enfriar son la evaporación, como en el caso del botijo; o la utilización del hielo o la nieve naturales.

Se dice que para la preparación de refrescos o agua fría, se bajaba nieve de las montañas cercanas que se guardaba en pozos de nieve y en las casas, en armarios aislados, que por esa razón se llamaban neveras.

También se aplicó desde muy temprano el método de refrigeración por agua sin cambio de estado, en procesos fabriles o incluso para enfriar bebidas, que no era otra cosa más que poner los envases en un pozo o en el agua del río.

En 1553, Blas de Villafranca, un médico español afincado en Roma, publicó el libro Método refrigerandi, en el que trata de la refrigeración del agua y el vino mediante la mezcla de sal y hielo, para bajar su temperatura de deshielo, usando por primera vez la palabra refrigerar.

La evolución en las técnicas de refrigerado, y la preocupación por la conservación de los seres llevó al surgimiento de la criónica que es la práctica de congelar cuerpos o cerebros  de personas recientemente fallecidas con la esperanza de revivirlos un día.

Esta técnica ha sido objeto de una seria exploración científica y estudio; incluso mito. Cuentos ficticios como el Iceman de Batman, y los rumores falsos de que Walt Disney está congelado criogénicamente han arrojado una sombra especulativa sobre el campo de la criónica.

Pero ahora, por primera vez en China, una mujer ha sido congelada criogénicamente. Zhan Wenlian murió a la edad de 49 años por cáncer de pulmón y su esposo, Gui Junmin, cedió el cuerpo de su amada para el procedimiento criónico. Esto gracias a que tanto él como su difunta esposa decidieron donar sus cuerpo a la ciencia.

Los cuerpos de los difuntos se congelan criogénicamente inmediatamente después de que el corazón deje de latir. "Congelación" es un término engañoso, porque la criónica evita la formación de cristales de hielo mismos que dañarían las células de los tejidos del cuerpo.

El enfriamiento rápido, es una descripción más precisa del proceso. Un cóctel químico de conservantes como el glicerol y el propandiol, además de los agentes anticongelantes, se utilizaron para obtener que el cuerpo permanezca estable sin sufrirá daños por ser almacenado a bajas temperaturas en muchos años.

El objetivo de la preservación criónica sería un día ser capaz de descongelar los cuerpos y reanimarlos a nivel celular - preferiblemente sin demasiados cambios epigenéticos.

Por si no lo sabías, este procedimiento tiene el cuerpo de Wenlian descansando boca abajo en 2,000 litros de nitrógeno líquido.

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO