17 de nov de 2018

*CUNERO NEURONAL.

  *CUNERO NEURONAL. Por: JONATHAN D’ ESTRADA   Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde


Por OFICINA | martes 10 de julio del 2018 , 06:26 p.m.

 

*CUNERO NEURONAL.

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

 

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez desde la comodidad del hogar, viendo un documental de cirugías craneales, es sorprendente lo que nuestro cerebro puede hacer en sólo fracción de milisegundos…

Las neuronas tienen la capacidad de comunicarse con precisión, rapidez y a larga distancia con otras células, ya sean nerviosas, musculares o glandulares. A través de las neuronas se transmiten señales eléctricas denominadas impulsos nerviosos.

Estos impulsos nerviosos viajan por toda la neurona comenzando por las dendritas hasta llegar a los botones terminales, que se pueden conectar con otra neurona, fibras musculares o glándulas. La conexión entre una neurona y otra se denomina sinapsis.

Las neuronas conforman e interconectan los tres componentes del sistema nervioso: sensitivo, motor e integrador o mixto; de esta manera, un estímulo que es captado en alguna región sensorial entrega cierta información que es conducida a través de las neuronas y es analizada por el componente integrador, el cual puede elaborar una respuesta, cuya señal es conducida a través de las neuronas. Dicha respuesta es ejecutada mediante una acción motora, como la contracción muscular o secreción glandular.

El número de neuronas en el cerebro varía drásticamente según la especie estudiada. En este caso, se estima que cada cerebro humano posee cerca de cien mil millones de células.

Cómo se obtuvo ese dato, resulta que son fáciles de estudiar, para muestra, las células inmunes humanas en la sangre se pueden convertir directamente en neuronas funcionales en el laboratorio en aproximadamente tres semanas, con la adición de solo cuatro proteínas, según han descubierto un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en Estados Unidos.

No son neuronas perfectas, pero podrán servir para conocer mejor enfermedades como el alzhéimer o el autismo y posibilitar nuevos tratamientos.

Esta dramática transformación no requiere que las células se conviertan en pluripotentes, sino que se produce a través de un proceso más directo llamado transdiferenciación a partir de los linfocitos T, un tipo de glóbulo blanco encargado de proporcionar defensas al sistema inmunitario.

La conversión ocurre con una eficacia relativamente alta generando hasta cincuenta mil neuronas con 1 mililitro de sangre y se puede conseguir con muestras de sangre fresca o previamente congelada y almacenada, lo que mejora enormemente las oportunidades para el estudio de trastornos neurológicos.

Por si no lo sabías, un gusano de 1 mm de longitud, muy empleado como animal modelo, posee solo 302 neuronas; mientras que la mosca de la fruta unas 300 mil células.

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO