13 de dic de 2017

CUIDADOS SIN DOLOR

  CUIDADOS SIN DOLOR Por: JONATHAN D’ ESTRADA Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez disfrutando


Por OFICINA | martes 12 de septiembre del 2017 , 05:50 p.m.

 

CUIDADOS SIN DOLOR

Por: JONATHAN D’ ESTRADA

Amigo lector, te saludo con el gusto de cada semana, esta vez disfrutando del sofocante calor de los últimos días acompañado de un delicioso helado de café…  de esos que encontramos en el centro de la ciudad.

Desde el año 2000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. Para muestra, hace 7 años esta enfermedad causó cerca de 83 000 muertes en el país.

Como todos sabemos, es un padecimiento en el cual la glucosa en la sangre se encuentra en un nivel elevado. Esto se debe a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa de los alimentos en energía. Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves.

El País ocupa el sexto lugar a nivel mundial en diabetes, debido a la alta prevalencia de esa enfermedad en la población, así lo aseguró Paloma Almeda, coordinadora de la clínica de diabetes del Instituto Nacional de Nutrición, mientras participaba en el Foro Obesidad y Diabetes, organizado por Grupo REFORMA, la especialista señaló que la diabetes también ocupa el segundo lugar en mortalidad a nivel nacional.

Ambas enfermedades tienen un gran impacto económico y social, los especialistas sostuvieron que sí es necesario declarar una emergencia nacional que urja a atender ambos males de forma pronta, integral y oportuna. Almeda indicó que pese a los esfuerzos para combatir esa enfermedad, la diabetes aumentó en los últimos 4 años en el país.

Mientras en México se la pasan sacando cifras, comienza a venderse en Argentina un dispositivo capaz de reemplazar a las punciones en los dedos para medir el nivel de glucosa en los diabéticos. Un laboratorio de aquel país llamado Abbott anunció que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica acaba de aprobar para la venta el Free Style Libre, el sistema Flash de monitoreo de glucosa.

Se trata de una tecnología que sirve para medir niveles de glucosa en niños y adultos con diabetes. Sin embargo, 4 de cada 10 pacientes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su médico gracias al dolor que el pinchazo les genera, por incomodidad, olvidos, falta de tiras para la medición o simplemente por hartazgo.

Con el sistema Free Style Libre estos pacientes pueden contar con una alternativa indolora y más conveniente para monitorear su glucosa. Consiste en un sensor pequeño, redondeado, aproximadamente del tamaño de una moneda de dos pesos, que se coloca en el brazo y que, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel y se mantiene en el lugar unido a un pequeño parche adhesivo.

Incluso sus creadores señalan que las personas pueden bañarse con el sensor colocado, y con sólo acercar el lector, que es un dispositivo similar a un celular pequeño, a unos 4 cm del sensor, se escanea automáticamente el dato en menos de un segundo, sin provocar dolor, y arroja además un historial de niveles de glucosa en el tiempo.

—"El dolor y las molestias asociadas con el sistema de pinchar los dedos lamentablemente determinan que los controles en algunos pacientes se realicen con menor frecuencia que la ideal, lo cual va en detrimento del manejo óptimo de la diabetes"— explicó el Dr. León Litwak, ex presidente de la Sociedad Argentina de Diabetes y miembro del Servicio de Endocrinología, Metabolismo y Medicina Nuclear del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Una de las principales ventajas de este sistema es el hecho de que marca las tendencias que tiene la glucosa en el organismo a subir o bajar. La incorporación del concepto de tendencia es muy importante para prevenir tanto la subida o bajada de glucosa en sangre.

Por si no lo sabías, el sensor es descartable, resistente al agua y se puede colocar en la parte posterior del brazo por un lapso de hasta 14 días. Con la capacidad de realizar una cantidad ilimitada de mediciones diarias mediante un escaneo indoloro que toma un segundo.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO