19 de nov de 2018

*TACOS AL PASTOR

Por José Antonio Trejo Rodríguez.   A partir del domingo 17 de junio del 2018 tendrá que instituirse como el menú o


Por OFICINA | martes 19 de junio del 2018 , 12:13 p.m.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

 

A partir del domingo 17 de junio del 2018 tendrá que instituirse como el menú oficial del Día del Padre los tacos al pastor estilo Chihuahua. Y es que jamás podría haberse dado una mejor celebración de Día del Padre que la del pasado domingo, cuando la Selección Mexicana derrotó a la de Alemania en su primer encuentro del Mundial de Rusia 2018. El Chucky Lozano se vistió de héroe al marcar el gol con el que nuestros muchachos le ganaron por primera ocasión a los actuales Campeones del Mundo, demostrando de lo que están hechos, después de muchos años de esfuerzo, voluntad, técnica, experiencia y sobre todo hambre de triunfo; un triunfo que se escabulló inexplicablemente en Monterrey durante el Mundial de México 86, por fin se dio en tierras europeas 32 años después.

Los memes previos fueron precavidos, sobresalía uno con un par de perros: un pastor alemán y un Chihuahua enfundados en sendas playeras de las selecciones de sus países de origen, haciendo alusión al partido celebrado el pasado domingo; el contenido del resto de memes iban por el mismo camino, denotando precaución, reflejando el sentir de la afición que sabía que a los nuestros les había tocado el hueso más duro de roer; en Tula solo “El Rincón de JC” se animó a especular sobre un sorpresivo triunfo de México con una graciosa imagen que involucró a las dos razas de canes. Los memes posteriores al partido retomaron las imágenes de los perritos jugueteando con una calceta, disputa que gana el Chihuahua. Por cierto, en diferentes publicaciones se ha establecido que fue en Tula en donde se han encontrado, como compañía en entierros, los restos más antiguos de un perro Chihuahua.

Se enchinó la piel desde el momento en el que la transmisión en vivo mostró el rostro de los jugadores entonando el Himno Nacional en compañía de más de 30 mil aficionados presentes en el estadio de Moscú, hay quienes emocionados cierran los ojos y cantan con todas sus fuerzas; en la banca todos los suplentes cantan abrazados, Osorio y su cuerpo técnico respetuosamente escuchan las bélicas notas. El arreglo personal de los seleccionados alemanes es muy similar, el cabello engominado permite que resalte su copete; el de los nuestros con el cabello aún más corto, salvo Memo Ochoa que luce su clásica y ensortijada cabellera, enfundado en un elegante uniforme colorado. La blanca playera de la selección alemana muestra cuatro estrellas sobre el escudo del águila negra, resalta las cuatro veces que Alemania ha sido campeona del mundo.

La Selección de México muestra dominio, velocidad, control desde el primer movimiento, tomando la iniciativa durante algunos minutos, lo cual no se refleja en los cartones gracias a Boateng, hasta que Alemania empareja las acciones y se da un juego de toma y daca; con jugadas que concluyen en los guantes de Ochoa y en los de Neuer. Los mexicanos dan muestras de su gran forma física y virtuosismo en el toque, los alemanes no se quedan atrás. Lozano y Vela se vuelven una pesadilla; también Müeller y Kroos; volviendo sobresaliente el control defensivo de los mexicanos, quienes tras la recuperación de la pelota se lanzan al ataque de manera veloz y exacta.

Un pase sensacional del Chicharito le dio la ventaja a Lozano que le rompe la cintura a su marcador y lanza un tiro a media altura que cae justo antes de llegar al arco, el rostro del cancerbero alemán muestra su concentración, pero la fuerza del tiro hace imposible que evite que el balón se anide en el ángulo inferior derecho de su puerta. El árbitro señala hacia el medio campo, dando por bueno el gol histórico, el gol que fortalece la ilusión de dar la sorpresa e iniciar de la mejor forma el Mundial. El partido se vuelve más intenso, ni los alemanes, ni los mexicanos, dan, ni piden, cuartel. Así se van al descanso.

De regreso inician los ajustes en los equipos, derivados del enorme desgaste físico al que han estado sometidos. Sale Vela y entra Álvarez; un par de minutos después llega el revulsivo en la figura de Reus que genera peligro ante el marco de Ochoa una y otra vez; el tepejano Jiménez remplaza a Lozano que se retira de la grama bajo una lluvia de ovaciones, parece que estamos en presencia de la nueva figura mexicana. Al minuto 74 se escribe una página gloriosa del futbol mexicano, ingresa al terreno de juego el gran Rafa Márquez e iguala al gran Antonio “la Tota” Carbajal; ahora ambos exjugadores de la fiera, de los panzas verdes de León compartirán el apodo de “Cinco Copas”; el histórico del Atlas, del Mónaco, del Barcelona, es requerido para ordenar a la zaga y al medio campo mexicano que se veía agobiado por el incesante ataque alemán.

Lowe decidió echar toda la carne al asador y ordena el ingreso de Mario Gómez, el asedio a la cabaña que defiende con gallardía Ochoa se vuelve intenso, pero la calidad de Márquez se hace presente y genera llegadas rápidas y peligrosas de Layún hasta los terrenos desprotegidos por los osados y ya en ese momento desesperados alemanes; el ex jugador del América luce un nivel altísimo, al recibir la pelota hace temblar a la poderosa escuadra alemana. Herrera demuestra que es el jugador más colmilludo de la selección, hace rato que se extraña al Chicharito, mientras la defensiva se bate como auténticos niños héroes para neutralizar los remates y acechos de Alemania, Neuer y el recién ingresado Brandt incluidos.

 

Son los últimos minutos del partido y el fantasma de los últimos mundiales se hace presente, sobre todo el de Brasil 2014. México se defiende y lanza al peligroso Layún; el impecable árbitro amonesta a un par de alemanes y a un mexicano que hace tiempo. Ochoa aprovecha cualquier oportunidad para consumir tiempo, incluidos los tres minutos de compensación. Alemania juega al pelotazo, Lowe y su banca están desencajados, los mismo que los aficionados. Los mexicanos cantan “El Cielito Lindo” a todo pulmón hasta que el nazareno suena su ocarina y se escribe una página histórica del futbol mexicano.

La entrevista más emotiva es la que realizó Carlos Guerrero por Azteca 7 a Rafa Márquez; el oriundo de Zamora muestra los ojos hinchados, se nota que ha llorado, sus declaraciones mueven las fibras más íntimas de quienes lo escuchamos: la pérdida de su papá, los problemas extra cancha que ha vivido, el triunfo ante los campeones del mundo, el arropo de su familia, su quinta Copa del Mundo ¡Eres un grande Rafa!

A partir del 17 de junio del 2018 deberán quedar instituidos como el menú oficial del Día del Padre los Tacos al pastor estilo Chihuahua. Y mientras los alemanes buscan quién se las pague y con réditos, los nuestros se preparan para enfrentar el sábado a los veloces coreanos en punto de las 10 de la mañana ¡Viva México y los tacos al pastor estilo Chihuahua! *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO