23 de nov de 2017

*RELATOS DE TERROR.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.   La Llorona. La joven pareja regresaba de madrugada a su finca de Nantzha, habían visit


Por OFICINA | martes 17 de octubre del 2017 , 06:24 p.m.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

 

La Llorona. La joven pareja regresaba de madrugada a su finca de Nantzha, habían visitado felizmente la Feria de Pachuca, aún emocionados tarareaban aquella melodía que dice “Pedro qué gusto de verte. Supe que eras Licenciado…” de los internacionalmente famosos Tigres del Norte. La joven se lamentaba de que su teléfono se quedara sin batería y no había podido grabar algunos videos de los Jefes de Jefes. Los perros pastor alemán que resguardan su domicilio se desperezaban y contentos los recibían.

 

La madrugada se antojaba para entrar a la cama, echarse encima un mundo de cobijas y descansar; sin embargo, notaron que en los alrededores los perros ladraban de manera continua, los de ellos comenzaron a hacer lo propio; se preguntaron qué pasaría y la respuesta llegó de repente de manera terrorífica “Era la llorona, el lamento nos dejó más que helados, era un aaaaayyyyy largo y lastimero. Les juro que fue la primera vez que la escuchamos y entonces comprendimos el porqué de la perruna inquietud.”

 

“Pues a mí me ocurrió hace unos dos meses en Jalpa”, interviene una conocida profesora; “No podía dormir, eran como las 3 de la madrugada y me levanté a tomar un vaso de agua y que escucho ese lamento, el aaaayyyyyyyy que nunca antes había conocido. Y al igual a lo que ustedes platican, también los perros ladraban sin parar, menos el mío que dormía muy quitado de la pena en su tapete” concluye su relato con una risa más que nerviosa, mientras los comensales se miran estupefactos.

 

Los Fantasmas: Intervino un señor que cada domingo oficia de árbitro en la liga de futbol “Me tocó pitar en un partido en Macuá a las 4 de la tarde; a eso de las 6 terminó el juego, llené la cédula, los equipos y sus porras se retiraron y antes de trepar a mi camioneta decidí organizar las cédulas de los juegos que ese día había arbitrado, pues al día siguiente debía entregarlas en la liga.

 

Me senté en unas piedras para iniciar mi tarea, terminé y me puse mi pants, ahora si ya me iba. De repente voltee hacia el medio campo, allí sentada en una banquita estaba una señora ya mayor, no había nadie más ya en el campo, solo ella y yo. La señora usaba un rebozo sobre la cabeza y no se le miraba el rostro. Me pareció raro que estuviera allí y me dispuse a preguntarle qué pasaba, le hablé y no me contestó; yo pensé que quizá sus familiares irían por ella, así que busqué si veía a alguien, pero no. Y lo más escalofriante es que cuando voltee a ver de nuevo a la señora, ésta ya había desaparecido, como si nunca hubiera estado allí. Les confieso que me dio miedo, me dirigí a mi camionetita, me subí y salí rápido de allí.”

 

“Al día siguiente en la junta de la liga les comenté a los muchachos de allá. Solo se rieron y me dijeron ¿Por qué cree que nadie se queda después de los partidos? Incluso, se dice que en la carretera se aparece una mujer vestida de blanco, también por la curva del pozo, que por eso allí ha habido muchos accidentes”. El árbitro termina de relatar su experiencia “A partir de entonces ya no me quedo al finalizar el último partido. Recojo mis cosas y me voy, total aunque no me ponga mi pants ni organice mis cédulas, prefiero hacerlo en mi casita.”

P.D. Este próximo domingo 22 de octubre, el mazatleco y autonombrado tulense de corazón, agradecido por el trato que siempre se le ha brindado durante varios campamentos realizados en el gimnasio de la Unidad Deportiva Municipal de Tula, Pedro “Pedrín” Guevara, estará peleando en Japón por el Campeonato Mundial de peso Minimosca del CMB ante el actual monarca Ken Shiro.

 

“Pedrín” realizó una preparación estupenda, comparte la familia de su manager, el oriundo de San Marcos, Marcos Hernández Paredes. Incluso previamente fue sparring de su amigo “Carlos “el príncipe” Cuadras, en el Estado de México; al volver a Mazatlán le notificaron que pelearía por el campeonato que ya una vez ostentó, por lo que regresó a seguir entrenando en la vecina entidad, con ayuda de sus amigos del “Montoya Team” que dirige el manager Julio “Vaquero” Montoya, teniendo como sparring a Brayan Pérez, un joven prometedor del boxeo tulense ¡Éxito para “Pedrín”, ojalá que vuelva a México, también a Tula, nuevamente luciendo el fajín de Campeón Mundial! *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO