19 de jun de 2018

*LOS MARMOLEJO

Por José Antonio Trejo Rodríguez.   La imagen es en blanco y negro, en medio, vestido impecablemente de traje de tres piezas, cor


Por OFICINA | martes 27 de febrero del 2018 , 05:58 p.m.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

 

La imagen es en blanco y negro, en medio, vestido impecablemente de traje de tres piezas, corbata bien ajustada al cuello de la camisa blanca, calzado lustrado, bigote y cabello recortado, expresión adusta del rostro, el general Lázaro Cárdenas, a sus costados figuran mariachis con sombrero de palma, jorongo sobre el hombro izquierdo, en sus manos sostienen sus instrumentos; del lado derecho del general se identifica a Juan Marmolejo, Jesús (sin apellido), Joaquín Ávila y Elías M., los tres primeros con violines y el último, un niño, con su vihuela; a la izquierda del Tata Lázaro se hallan Cirilo Marmolejo con su guitarrón, Timoteo Orozco con guitarra, Genaro Ramírez y Domingo López con sus vihuelas. El pie de la foto que engalana la portada del disco LP de Arhoolie Records (“Mariachi Coculense de Cirilo Marmolejo 1933-1936”, en “Grabaciones históricas de música mexicana”) establece que fue tomada en el restaurante “Torino” de la Ciudad de México en 1933.

 

La contraportada del célebre disco contiene, además de la lista de canciones, seis de las mismas grabadas en Chicago en 1933 y las restantes ocho en México entre 1935 y 1936; una semblanza del fundador de la organización, don Cirilo Marmolejo, escrita por Hermes Rafael. “Ay le diré”; “La canelera”; “México lucido”; “La pulquera”; “Las gaviotas” en primera versión; “Blanca palomita”; “Las gaviotas” en segunda versión; “El becerro”; “La cantinera”; “El torero”; “La güerita”; “¿A dónde estará esa negra consentida?”; “Lupita” y “El enamorado”.

 

La reseña de Hermes Rafael resulta estupenda; entre la información que es menester resaltar es que don Cirilo Marmolejo y su mariachi llegaron en 1920 a establecerse en definitiva a la Ciudad de México, adoptando el nombre de “Mariachi Coculense Rodríguez” en agradecimiento al Dr. Luis Rodríguez Sánchez, funcionario de Salud, quien los impulsó en su carrera artística. Grabaron sus primeras canciones a mediados de los años 20 del siglo pasado y se convierten en la primera agrupación que grabó como mariachi, aunque se señala que otra agrupación llamada “El Cuarteto Coculense” ya había grabado algunos temas en 1906 con un sistema rústico.

 

Las melodías grabadas hace casi un siglo se encuentran en otro álbum de Arhoolie Records titulado “Mariachi Coculense Rodríguez de Cirilo Marmolejo 1926-1936” que además contiene cuatro cortes interpretados por el “Cuarteto Coculense” también conocido, establece la información del CD como “El Mariachi de Justo Villa” y que grabara en 1906 los temas “Las abajeñas”; “El frijolito”; “El tecolote” y “La malagueña”. Muchos de los temas del Mariachi Coculense Rodríguez muestran una dinámica que hasta la fecha sigue vigente, por ejemplo “El Toro”: “La vaca era colorada, el becerrito era moro, me puse a considerar que su padre sería un toro…Muchachos traigan el toro y no me lo dejen llegar, porque si ese toro es bravo no nos vaya a revolcar, échenme a ese toro fuera, hijo de la vaca mora, que lo quiero capotear delante de esa señora, … toma, toma, toma torito toma,, torito de la barranca, si quieres comer salitre, torito brinca las trancas, epa toro que allá viene, epa toro que allá va, mi pensamiento va y viene, mi pecho con gusto se halla, yo vivo en un jacalito por fuera de la muralla”

 

Conocí la música del Mariachi Coculense de don Cirilo Marmolejo gracias a los programas de radio de la Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos (AMEF) del Dr. Pablo Dueñas y el Prof. Jesús Flores y Escalante; aunque no pude adquirir el LP que pusieron a la venta y que, gracias a mis incursiones a “El pórtico de la Ciudad de México” en donde era atendido con gentileza por la siempre bella Tere Ramírez Cristóbal, puedo recordar que el LP contenía un corte formidable titulado “La parranda”: “Ay cuanto me gusta el gusto y toda la parranda y todo se me va en beber, que haré para enamorar a esa pérfida mujer, Ay cuanto me gusta el gusto y al gusto le gusto yo y a quien no le guste el gusto tampoco le gusto yo…” No obstante que la mayoría de cortes de los discos de Arhoolie Records se pueden disfrutar en YouTube, no es el caso de los publicados por la AMEF.

 

“Becerrito que haces ahí en las llaves de ese buey, aquí me tiene mi madre para que me haga a su ley, lázalo, lázalo, lázalo que ya se va, échame los brazo mi alma, güerita, si me tienes voluntad; becerrito que haces ahí en las llaves de aquel toro, aquí me tiene mi madre para que me haga a su modo; tengo el gusto del becerro salgo a comer a la loma, andando yo entre las vacas aunque no beba ni coma” Suena el hermoso son titulado “El becerro” también lo encuentra en YouTube.

 

En la portada del CD de Arhoolie aparece una fotografía con el Dr. Rodríguez y otros integrantes del Mariachi como Juan Marmolejo, el hijo mayor de don Cirilo y quien siendo un niño su voz resalta en el corte “El enamorado”; así como su sobrino José Marmolejo con su vihuela y cuya obra ha quedado inmortalizada en el CD “Mariachi Tapatío de José Marmolejo” publicado por Arhoolie Records, con 24 formidables cortes, en los cuales ya se incluye una poderosa trompeta interpretada por Jesús Salazar, quien es considerado el padre de la trompeta en la música de mariachi y una flauta tocada por “Juanito” quien era ciego. El “Mariachi Tapatío” fue formado por José una vez que el “Mariachi Coculense Rodríguez” regresó de su gira por Chicago.

 

La información del CD establece que José fue también conocido como “el hombre de la eterna sonrisa”. Se pone de manifiesto que los mariachis jaliscienses avecindados en la Ciudad de México requerían del apoyo de patrocinadores: “El Mariachi Coculense Rodríguez” del referido Dr. Jesús Rodríguez; “El Mariachi de Silvestre Vargas” dependía del Departamento de Policía de la Ciudad de México; “El Mariachi Pulido” pertenecía a una organización llamada “Acción Cívica”, mientras que “El Mariachi Tapatío” era patrocinado por don Eusebio Acosta, propietario de “Autobuses de Occidente” y oriundo de Molango, Hidalgo, incluso se publica una foto de la agrupación en la risueña población hidalguense posando junto a un auto que les regaló don Eusebio.

 

Menciona Jonathan Clark, el autor de la ficha informativa que acompaña al CD, que el “Mariachi Tapatío” fue el mariachi urbano por excelencia; la portada muestra a Casimiro Contreras, don Cristóbal (sin apellido), Eliseo Camarena, Jesús Salazar, José Marmolejo, Amador Santiago, Jesús Casillas y Juan Toledo. “Por esos montes voló mi primavera, por las industrias del pájaro gorrión…. Cuanto me gusta tu simpatía morena, haré de cuenta que para mí no fue, si en algún día encontraré a otra joven para cantarle como a ella le canté… Ya me despido de mis fieles cardenales a todos juntos les doy un pormenor, ya me despido de todos mis parciales, solo me queda la pena y el dolor” (Mi primavera) NI

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO