23 de nov de 2017

*EL FOTÓGRAFO DEL FERROCARRIL CENTRAL MEXICANO.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.   Por conducto de mi ahijada, la arquitecta Fernanda León, llegó a mis manos el f


Por OFICINA | viernes 10 de noviembre del 2017 , 07:13 p.m.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

 

Por conducto de mi ahijada, la arquitecta Fernanda León, llegó a mis manos el formidable libro “Arte y arquitectura en México”, editado por Taurus en México en el año 2014, de la autoría del especialista James Oles, profesor del Wellesley College en Boston. El libro, que contiene datos e imágenes espectaculares, hace un recuento del arte en México a lo largo de 5 siglos; en su capítulo 5 Identidad nacional; historia, paisaje, ciudadanos (1840-80) en la parte IV Retratos y costumbrismo, muestra una imagen identificada con el número 121 del célebre pintor José María Velasco, titulada “Puente curvo del ferrocarril mexicano en la barranca de Métlac, 1881”.

 

James Oles menciona que las imágenes de Velasco en las que los ferrocarriles son el elemento principal de sus pinturas “subrayan el papel crucial de la industria en el desarrollo económico de México” y brinda un dato: al mismo tiempo que Velasco pintaba al Ferrocarril Mexicano, que corría de México a Veracruz; el fotógrafo estadounidense William Henry Jackson se encontraba retratando al Ferrocarril Central Mexicano que corría de México a la Villa de Paso del Norte.

 

La historia del Ferrocarril Central Mexicano, cuyo primer tramo llegó en 1883 a la hacienda de San Antonio Tula, pasando por la entonces Villa de Tula, se encuentra en un libro de la colección de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), publicado en México en 1888: “Historia y descripción del Ferrocarril Central Mexicano” del Lic. Juan de la Torre, miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. Lo puede disfrutar íntegro en la siguiente liga de Internet http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080097343/1080097343_01.pdf

 

En el estupendo, muy cuidado, riguroso y perfectamente documentado artículo de la investigadora Tania Gámez de León, titulado William Henry Jackson en México: Forjador de imágenes de una nación (1880-1907) que puede encontrarse en la siguiente liga de Internet http://www3.ulima..edu.pe/Revistas/contratexto/pdf/04.pdf se establece que el Ferrocarril Central Mexicano fue la primer gran inversión estadounidense en México y se convirtió en la mayor firma y el principal empleador en nuestro país.

 

El objetivo de Tania Gámez de León queda establecido desde el inicio de su texto: “En este artículo se analizan los posibles motivos por los que esta compañía tuvo interés en crear una imagen de México y las propuestas visuales del fotógrafo para lograr su cometido. En sus imágenes, Jackson propuso una visión particular sobre el progreso y su relación con la historia y la naturaleza mexicanas. También se demostrará que esta visión fue a su vez compartida por el gobierno mexicano, quien uso las mismas fotografías para representar a México.” A lo largo del escrito se esmeró en demostrar fehacientemente su dicho.

 

Menciona Gámez de León que el acelerado crecimiento del Ferrocarril Central Mexicano no estaba sustentado por la demanda real de sus servicios de carga y que el 30% de sus ingresos provenían del transporte de pasajeros; lo cual, sumado a la inestabilidad económica de nuestro país, empujaron tanto a la compañía, como al gobierno de don Porfirio Díaz, a brindar una visión de estabilidad hacia el exterior, en particular hacia los Estados Unidos, para tratar de atraer inversionistas en los diversos sectores de la economía: agropecuario, minas, manufacturas y servicios, para lo cual se utilizaron las imágenes que Jackson realizó para el Ferrocarril Central Mexicano y que se encuentran en la Biblioteca del Congreso en Washington, después de que el autor vendiera sus derechos a la empresa Detroit Publishing Company.

 

Si Usted ha visto una imagen de un tren jalado por una poderosa máquina de vapor que pasa por debajo del acueducto de Querétaro, entonces ha conocido la que es una de las imágenes más conocidas y representativas de la obra de Jackson realizada en México para el Ferrocarril Central Mexicano. Otras formidables imágenes que podrá disfrutar durante la lectura del artículo de Tania Gámez de León son: la Catedral de Chihuahua; las caídas de agua del Salto de Juanacatlán y el Salto del Abra; una vista de campos agrícolas en Lechería; el túnel 5 en el cañón de Tamasopo y una vista del castillo de Chapultepec, esta última propiedad de L. Tom Perry Special Collections, Harold B. Lee Library, Brigham Young University.

 

Sin embargo en Internet se pueden encontrar más fotografías impactantes de Jackson en el Ferrocarril Central Mexicano y de paisajes en diferentes lugares de México, sobre todo en Querétaro y la Ciudad de México. No puede perderse la que tomó desde una calle: aparece una carreta jalada por mulas y las fachadas de una pulquería llamada “Las astas de un toro”, así como una “Tienda y empeño La Torre”.

 

Si al igual que yo se pregunta si Jackson tomó fotografías en Tula, ya que por aquí pasó realizando su trabajo para el Ferrocarril Central Mexicano, la respuesta es afirmativa. Sus fotografías fechadas en 1888 del puente Métlac y de la Catedral de San José, una de ellas tomada desde la calle Allende, son muy populares en las redes sociales y en diversos medios locales. También las puede encontrar en Internet..

 

William Henry Jackson, el fotógrafo del Ferrocarril Central Mexicano, falleció en Nueva York el 30 de junio de 1942 a la edad de 99 años. Sea esta breve remembranza un homenaje a su trabajo y a su memoria, también para quienes planearon, financiaron, construyeron y utilizaron el Ferrocarril Central Mexicano que se convirtió en los Ferrocarriles Nacionales de México. Aunque sea un día después del 7 de noviembre ¡Feliz Día del Ferrocarrilero! *NI

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO