21 de jun de 2018

*A SANTA BÁRBARA.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.   “Santa Bárbara bendita para ti surge mi lira y con emoción se inspira ant


Por OFICINA | viernes 4 de mayo del 2018 , 05:23 p.m.

Por José Antonio Trejo Rodríguez.

 

“Santa Bárbara bendita para ti surge mi lira y con emoción se inspira ante tu imagen bonita…” (A Santa Bárbara. Celina González, 1948)

 

La imagen atrae de inmediato, es bellísima. El color rojo del vestido y el verde de la túnica son muy vivos, es imposible que la cámara fotográfica capte su magnificencia. Son hermosos el rostro y las manos de la figura femenina, su expresión es beatica; la cabellera rubia cae a la altura de los hombros. Su mirada se centra en un libro que sostiene con la mano derecha, mientras la mano izquierda tiene la palma del martirio. Atrás una puerta de madera y el cielo azul con algunas nubes. Se trata de Santa Bárbara de la autoría de Bernardino Luini, pintado sobre tabla entre 1510 y 1512, en la ficha informativa del espléndido Museo Soumaya de la Fundación Carlos Slim se menciona que Leonardo da Vinci fue su maestro y que las mejoras obras de Luini pueden ser atribuidas al genio.

 

En Internet se dice que Santa Bárbara fue una joven del siglo III, originaria de Nicomedia, ciudad situada en Asia, en la desembocadura del golfo de Izmit; convertida al cristianismo y por esa razón condenada a muerte, siendo decapitada por su propio padre, a quien un rayo mata una vez cometida su ruindad. Sus seguidores llevaron sus reliquias a Constantinopla y a Venecia, aunque hay evidencia de su presencia por toda Europa. El Papa Pío V la reconoció como uno de los santos auxiliadores en 1568. Es patrona de los artilleros, de los canteros y de los mineros y su fiesta se celebra el 4 de diciembre.

 

Santa Bárbara tiene un templo colonial en la Colonia Reynosa Tamaulipas en Azcapotzalco, el estilo de su construcción no deja lugar a dudas de que fue realizado por franciscanos; cuenta con una barda almenada, parecida a las que hay en muchos templos franciscanos de Tula: San Andrés, Bomintzhá, San Marcos, San Lorenzo, El Huerto. Uno de las más famosas localidades que llevan su nombre se ubica en Santiago de Cuba, gracias a la melodía “A Santa Bárbara” compuesta en 1948 por la gran compositora y cantante cubana Celina González, dando testimonio de la devoción cubana por la mártir y santa, al igual que para la Virgen de la Caridad del Cobre, la Virgen de las Mercedes, la Virgen de Regla “la Reina del Mar” y San Lázaro.

 

Le recomiendo ir a ver a Santa Bárbara en el Museo Soumaya, la entrada es gratuita, además de maravillarse la obra de Bernardino Luini, podrá admirar obras de arte de la mayor colección privada del mundo, creadas hace varios siglos. Desde tallados en marfil, como pinturas y esculturas novohispanas e hispanas; una gran colección de obras de Camille Claudel y Augusto Rodin, sin olvidar a Dalí. Para alegrar los corazones le recomiendo escuchar en YouTube la gran voz de Celina y Reutilio ese bellísimo himno tropical “A Santa Bárbara”, cuya letra comparto: “Santa Bárbara bendita para ti surge mi lira Y con emoción se inspira ante tu imagen bonita. Con voluntad infinita arranco del corazón la melodiosa expresión pidiendo que desde el cielo nos envíes tu consuelo y tu santa bendición. Virgen venerada y pura Santa Bárbara bendita. Nuestra oración favorita llevamos hasta tu altura. Con alegría y ternura quiero llevar mi trovada Allá en tu mansión sagrada donde lo bueno ilumina junto a tu copa divina y tu santísima espada. En nombre de mi nación Santa Bárbara te pido que riegues con tu fluido tu sagrada bendición. Yo también de corazón te daré mi murmurio con orgullo y poderío haré que tu nombre suba y en el nombre de mi Cuba este saludo te envío.” *NI

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO