13 de dic de 2017

Y la emergencia se presentó en el tianguis de Tula

*Lo que ya temían y que por ello en días anteriores, en la asamblea de locatarios, hablaron del tema de protección civil.


Por OFICINA | miércoles 20 de septiembre del 2017 , 09:50 a.m.

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Apenas en días anteriores la dirigencia de los tianguistas de Tula hablaba en asamblea del tema de liberar los accesos al tianguis, por si tuvieran la necesidad de llamar, ante una emergencia, a Protección Civil municipal.

El día llegó, el sábado 16 de septiembre, fecha en que se conmemoró el 207 aniversario del inicio de la Independencia de México, cuando muchos disfrutaban del descanso del sábado ya sea en su casa o en la feria, en el tianguis el fuego se propagó.

Nadie se explica cómo es que se originó el fuego en una local de venta principalmente de trastes de plástico. La dueña asegura que no cuenta su negocio con instalación eléctrica donde pudiera haberse originado un corto circuito.

Con lágrimas que no podía fácilmente contener lamentaba haber perdido gran parte de su patrimonio a causa del fuego que, de acuerdo a bomberos de Tula, alcanzó la fruta de un puesto cercano y ya se propagaba a otro negocio más, pero lograron sofocar las llamas.

El negocio principalmente afectado se localiza cerca de los sanitarios del tianguis. Ahí se inició el infierno convertido en fuego, no para los dueños del lugar sino para todos los tianguistas que mucho se alarmaron por lo sucedido.

Y es que el peligro no fue menor, se corría el riesgo de que la lumbre alcanzara cables y tanques estacionarios; para evitar lo primero se dejó en penumbras el inmueble; en tanto los traga humo se abocaban a su labor de extinguir las llamas.

Afuera se concentraban los tianguistas que con preocupación vieron que a pesar de contar con velador, éste no estuvo al tanto para dar aviso inmediato de lo ocurría alrededor de las 9 de la noche del sábado.

¿Quién avisó a bomberos?, no los sabían los puesteros, pero de un momento a otro muchos de ellos y sus familias llegaron para saber qué ocurría en su lugar de trabajo.

Se alarmaron y mucho, sobre todo porque a cualquiera pudo haberle ocurrido. Pidieron que se realizara un peritaje, porque no estaban muy conformes con la versión del corto circuito.

No faltó quién llamara a la unión, sobre todo porque ésta fue una llamada de atención para cuidar más su patrimonio. Así lo hicieron saber entre ellos, pero también hicieron patente su preocupación ante las autoridades ahí presentes: el director de Protección Civil Eliseo Segura y el subdirector de Reglamentos Sadot Olguín.

Ellos se fueron más por el lado de que afortunadamente no hubo pérdidas humanas qué lamentar. Nadie herido, sólo los daños materiales que seguramente no le será fácil recuperar a los dueños.

La calle Colegio Militar se mantuvo cerrada a la circulación por más de un par de hora, en lo que lograron los bomberos enfriar la zona del siniestro para evitar que volviera a encenderse. 

Del lado de esa misma arteria se podía ver lo negro de la ceniza en pequeñas ventilas y afuera tirada una estructura de regular tamaño que sacaron de las instalaciones porque se quemó.

Volvió a la calma el escenario luego de que el peligro se superó, pero entre los tianguista nació la inquietud de organizarse mejor para que emergencias como ésta no vuelvan a registrarse y si es así, estar mejor preparados.

Ya lo habían visto venir desde que un evento similar ocurrió en la Plaza del Taco, muy cerca del tianguis, lo que hizo que en asamblea de locatarios se hablara del tema de la protección civil. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO