12 de dic de 2018

Trataron de impedir que se cumpliera una orden de arresto

Tremendo zafarrancho se armó en el marco de una carrera atlética llevada a cabo en Tula; agentes de la Coordinación de Investigac


Por OFICINA | martes 4 de diciembre del 2018 , 05:54 p.m.

Tremendo zafarrancho se armó en el marco de una carrera atlética llevada a cabo en Tula; agentes de la Coordinación de Investigación llegaron a tratar de cumplir una orden de arresto y familiares además de participantes trataron de impedirlo.

Los hechos ocurrieron casi frente al auditorio municipal José María de los Reyes, los ministeriales trataron de cumplir con el arresto de M.T.M., pero tuvieron que solicitar apoyo de la policía municipal ya que de pronto un tumulto entre curiosos, familiares y participantes se juntaron en el lugar.

El tráfico, de por sí desquiciado, fue detenido por varios minutos más porque la gente evitaba la detención del hombre, quien tenía orden de aprehensión por el delito de lesiones.

La mañana del domingo 2 de diciembre, la gente trataba de impedir que los ministeriales hicieran su trabajo; fue un momento de jaloneos, de pronto, la policía municipal logró sujetar al hombre pero al tratar de subirlo a la patrulla una mujer se puso enfrente y a toda costa trataba de que los uniformados la detuvieran.

Por unos minutos el panorama se tornaba de tensión, la gente le gritoneaba a los policías quienes sólo cumplían con apoyar a los agentes a cumplir una orden.

El hombre forcejeaba, porque trataba de huir, pero ya estaba sometido y la gente gritaba “pobre hombre”, “policías prepotentes”.

Varios policías, hombres y mujeres, tuvieron que hacer una valla para tratar de alejar a la gente y poder cumplir con la orden de arresto, pero parecía inútil, pues las personas los empujaban, les gritaban incluso palabras altisonantes.

Una mujer en especial comenzó a aventar a una oficial además la agredía verbalmente y trataba de hacerse la ofendida para llamar la atención y que la gente siguiera atacando a los uniformados, pero nada evitó que los oficiales detuvieran al hombre.

En medio del tumulto, los policías municipales lograron subir a la patrulla al hombre a quien llevaron directo al Centro de Reinserción Social (Cereso), donde se determinará su situación.

Mientras tanto los automovilistas molestos pitaban y algunos sin saber qué sucedía también se sumaban a insultar a los oficiales, otros más, decidieron bajar de sus automotores y se fueron hacer montón para enterarse de lo que pasaba. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO