18 de ene de 2018

Tensión causó manifestación en el Cereso

*Vecinos de Santa Ana Ahuehuepan exigían la liberación de personas encerradas por haber atacado a policías.


Por OFICINA | viernes 15 de diciembre del 2017 , 06:05 p.m.

 

La mañana del jueves 14 de diciembre, alrededor de cien vecinos de la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan, de Tula, se plantaron frente al Centro de Readaptación Social (Cereso), pues exigían la liberación de tres hombres de quienes dicen su proceso legal está mal sustentado y los están condenando de manera ilícita.
Los vecinos explicaron a Nueva Imagen que los tres hombres fueron detenidos a fines del mes de noviembre del año en curso por Agentes de la Coordinación de Investigación del grupo Tula.
"Resulta que estos agentes dicen que hubo una balacera supuestamente en la carretera Tula-Tepetitlán y que ninguno de los policías estatal y municipal se percataron de éste, cuando la carretera está transitada por municipales, estatales y el mismo ejército por el problema que existe muy sonado en el país de la extracción de hidrocarburo", decía la gente.
Platicaron que a ellos se les "achaca" la tentativa de homicidio, pero en los peritajes y en las detenciones que se hicieron a ellos no se encontraron armas, drogas, tampoco hubo cuestiones con hidrocarburo o algún antecedente por el cual fueran puestos a disposición del ministerio público y detenidos preventivamente en este penal, al referirse al Cereso.
Uno de los familiares recalcó, "hay un funcionario del gobierno del estado de Hidalgo Mario Souverbille González, que dice ser coordinador de Asuntos Jurídicos del Gobierno del estado de Hidalgo, y viene a reclamar un vehículo oficial que se encuentra involucrado en ese proceso, entonces qué quiere decir, qué quien estuvo involucrado fue la misma gente del gobierno del estado, qué hacía un carro de un oficial del gobierno, como acabo de decir es algo ilógico, entonces la juez penal de este Cereso sabe bien que no hay elementos para seguir teniéndolos detenidos, es por eso que los compañeros de Santa Ana Ahuehuepan y familiares estamos aquí manifestándonos de manera pacífica".
Pero los mismos pobladores, armados con machetes, colocaron piedras en la cinta asfáltica en dos extremos, frente al Cereso, evitando la libre circulación de automóviles, incluso, por un momento, no permitían que familiares de los demás reclusos entraran a visitarlos.
Los familiares de los demás internos, con asombro, esperaron casi dos horas para poder entrar al penal –por ser día de visita- y ante la amenaza de los manifestantes, que no les iban a dar permiso de salir.
Casi tapando la puerta de la reja principal del Cereso, estaba atravesado un microbús de la línea Valle del Mezquital, de ruta Michimaloya, la cual amenazaban con prenderle fuego en caso de que sus peticiones no fueran escuchadas.
Mientras tanto, casi a la altura del puente del tren por la colonia La Malinche, comenzaban a juntarse los granaderos.
La tensión comenzaba "a subir de tono", frente al Cereso, la gente, hombres y mujeres se mostraban un tanto agresivos, incluso a caballo subían y bajaban del cerro y recorrían los alrededores del penal con la indicación de que en cuanto vieran la presencia de los uniformados los comenzaran a agredir.
Finalmente, alrededor de las 14:25 de la tarde, agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) disolvieron la manifestación y el bloqueo de la carretera estatal Tula–Michimaloya.

En el parte informativo de esta dependencia, dice que los manifestantes exigían que esta institución desistiera de los cargos en contra de dos de las tres personas que fueron aseguradas luego de agredir con disparos de arma de fuego a policías investigadores. 
Dice el comunicado que las personas que se encontraban realizando el bloqueo exigían la liberación de las personas que el pasado 29 de noviembre fueron detenidas por su presunta participación en una agresión a elementos de la policía de investigación en la carretera Santa Ana Ahuehuepan-Tula y que después de dos enfrentamientos, lograron la detención de tres personas en la Unidad Habitacional Pemex, municipio de Tula de Allende.
Por esta razón elementos de la policía de investigación implementaron el operativo al mando del director general y primer comandante, en coordinación con otras corporaciones policíacas, manteniéndose pendientes a la evolución del conflicto.
El bloqueo se disolvió de manera pacífica, sin incidentes, haciendo valer el estado de derecho y la libertad de libre tránsito de las personas que ocupan esta carretera estatal, menciona el escrito oficial.
Los policías llegaron a pie y algunos hasta con perros adiestrados, las patrullas también subieron y dos carros de los conocidos como Rinos.
Mientras tanto la carpeta se encuentra en integración y se resolverá en el término legal correspondiente. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO