13 de dic de 2017

Por temor, profesores ya no quieren regresar a escuela

*El director de la primaria Fray Pedro de Gante fue agredido y una maestra apuntada con un arma de fuego, condiciones poco seguras para los mentores.


Por OFICINA | martes 3 de octubre del 2017 , 05:51 p.m.

*El director de la primaria Fray Pedro de Gante fue agredido y una maestra apuntada con un arma de fuego, condiciones poco seguras para los mentores.

 

Profesores de la escuela primaria Fray Pedro de Gante, ubicada en San Francisco Bojay colonia en Tula, se niegan a regresar al plantel educativo por faltas de seguridad; el jueves 28 de septiembre, un padre de familia golpeó al director y otro, amenazó a una maestra con un arma fuego.

Son siete maestros y todos quieren que los cambien de escuela, porque temen por su integridad, hay quienes dicen que muchos padres de familia andan armados, mientras tanto, el comité de padres de familia de la institución se reunió con el jefe de la Supervisión General del Sector 03, Félix López  y hasta el cierre de esta edición se desconocían los resultados de dicha reunión.

Se sabe que todo el problema inició en el salón de cómputo, donde sólo cuentan con 10 máquinas para un grupo de más de 30 alumnos por grado, por lo que para poder tener acceso a las computadoras, se hacen equipos de dos alumnos o hasta de tres.

Sin embargo, esta situación disgustó a una madre de familia, quien le exigió al director de la escuela que su hijo trabajara solo en una computadora, por lo que el directivo le hacía ver las carencias y la situación por la cual tenían que compartir.

La señora no conforme salió molesta de la escuela, y al terminar las clases, regresó junto con su esposo y esperó al director, luego de cruzar un par de palabras, el padre de familia se le fue encima a los golpes al maestro.

Como el padre de familia golpeaba al director, una maestra trató de grabar el momento en su teléfono celular y el acompañante del agresor la vio y con palabras altisonantes y apuntándole con un arma de fuego la obligó a dejar de grabar.

Esta situación dejó temerosos a los maestros, el viernes 29 de septiembre no hubo clases porque el último viernes de cada mes se suspenden las labores por reunión del consejo técnico, pero el lunes 2 de octubre los maestros ya no quisieron llegar a la escuela y desde entonces no hay clases.

Octaviano Ángeles, subdirector de Servicios Regionales en Tula, dijo a este medio de comunicación que lamentablemente las condiciones de seguridad en aquella colonia son pocas y recordó que el año pasado los padres de familia hicieron un bloqueo de carretera por unos libros que les faltaban a niños que llegaron a la institución, pasadas las inscripciones.

Resaltó que a nivel primaria la clase de computación no es una asignatura curricular, incluso las escuelas hasta contratan a un maestro particular y para poder tener máquinas las obtienen por gestiones o donaciones. *NI*

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO