12 de dic de 2017

Indignación por homicidio de estudiante secuestrado

TLAXCOAPAN, Hgo.- Días de angustia y desesperación de una familia, de amigos y de vecinos por no saber nada del paradero del joven de 16


Por OFICINA | martes 12 de septiembre del 2017 , 07:35 p.m.

TLAXCOAPAN, Hgo.- Días de angustia y desesperación de una familia, de amigos y de vecinos por no saber nada del paradero del joven de 16 años, estudiante del CETis 26 de Atitalaquia, iniciaron el 21 de agosto; hasta el domingo 10 de septiembre fue encontrado el joven, pero ya muerto.

 

La noticia del hallazgo del cuerpo sin vida del joven estudiante conmovió no sólo a vecinos de Tlaxcoapan y Atitalaquia, sino hasta en las redes sociales se hizo viral, la impotencia del acto cruel de personas que dieron fin a una vida llena de esperanza, alegría y sueños.

 

A principio, sólo se sabía de la desaparición del joven, quien al salir de clases ya no llegó a su vivienda.

 

Todo el caso se tornó hermético, a fin de no entorpecer las investigaciones del personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo. Y aunque la propia autoridad lo desmintió, había trascendido que ya estaban detenidos los presuntos responsables, se hablaba incluso de una mujer y su hijo menor de edad, así como de un hombre.

 

Extraoficialmente se sabe que al salir de la escuela, el joven abordó un auto, ya que uno de sus compañeros y una persona muy conocida por él le echaron un “aventón” y desde ese momento ya nada se supo de él. Sobre este dato también trascendió que quien operó el secuestro y la posterior muerte del adolescente habrían sido “amistades” de la propia víctima y su familia.

 

Se cree que durante el tiempo en que el adolescente estuvo desaparecido la familia recibía constantes llamadas telefónicas exigiéndole como rescate una millonaria suma económica.

 

Se desconoce las condiciones y el lugar del hallazgo del cuerpo sin vida del jovencito, debido al hermetismo de la Procuraduría; así como también detalles de la supuesta detención de las personas probablemente involucradas en este asunto.

 

Por decisión de la familia, el jovencito fue llevado a una vivienda ubicada en Santiago Tezontlale en Ajacuba, donde el cuerpo fue velado y alrededor de las 13:00 horas, cientos de personas, se unieron al cortejo fúnebre a acompañar a su última morada en el panteón de ese municipio.

 

El cortejo fúnebre iba acompañado de una banda de música, sus compañeros de la escuela, amigos, vecinos y familiares, todos con el rostro de dolor e impotencia exigen justicia. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO