15 de ago de 2018

En el vagón del tren… un muerto

Han pedido en reiteradas ocasiones que destruyan o habiliten el viejo vagón del tren en la antigua estación del ferrocarril en Tula, per


Por OFICINA | martes 17 de julio del 2018 , 06:12 p.m.

Han pedido en reiteradas ocasiones que destruyan o habiliten el viejo vagón del tren en la antigua estación del ferrocarril en Tula, pero no les han hecho caso, es lo que se escuchaba entre los curiosos que se acercaron al conocerse la noticia de que un hombre estaba muerto dentro de ese espacio, tapiado con ladrillos y solo con las pequeñas ventanas libres.

Después de la una de la tarde del lunes 16 de julio la policía municipal tomó conocimiento de que una persona estaba muerta dentro del vagón que se ubica cerca de la calle Leandro Valle y que hace tiempo fue tema en el Ayuntamiento cuando se propuso que se rehabilitara como un área cultural.

Ahora, con ladrillos en la puerta y cubierto con otros materiales en las rendijas, fue el lugar donde un hombre murió; vecinos no sabían si se trataba de un muchacho delgado que andaba por esa zona y que solía meterse en el lugar. O bien era algún migrante porque suelen buscar lugares en donde pasar la noche para continuar con su viaje hacia los Estados Unidos.

Con la policía municipal ya presente, llegaron los peritos de la Procuraduría General de Justicia del estado para las diligencias de ley; pero se dieron cuenta que sería casi imposible sacar el cadáver por una de las ventanas del vagón y entonces llegaron elementos de Protección Civil municipal con las herramientas necesarias para hacer un boquete en la puerta convertida en pared.

Para entonces los curiosos eran más, a pesar de que se percibía el olor a descomposición del cadáver que para esos momentos se desconocía el tiempo que llevaba la persona ya sin vida. Entre los presentes se oyeron comentarios acerca de la necesidad de hacer algo con ese vagón porque solo sirve como guarida de indigentes, adictos y demás personas que como en esta ocasión mueren ahí dentro sin que nadie se entere.

Se sabe que el hoy occiso gustaba de ingerir bebidas alcohólicas, incluso, trascendió que formaba parte del grupo conocido como “el escuadrón de la muerte” en Tula.

El hombre ya tenía varios días desaparecido y sus compañeros de “parranda”, lo buscaban, pero nadie sabía de él, hasta que  la mañana del sábado uno de ellos dio aviso a la policía indicando que un amigo estaba en el interior de un vagón del tren, por lo que desde entonces, la policía municipal lo comenzó a buscar y fue hasta la mañana del lunes, ante la insistencia de la desaparición del joven al que conocían como el “alcoholes” que fue encontrado en el interior del vagón del tren sin vida y en aparente estado de descomposición.

La mañana del sábado, la policía municipal lo empezó a buscar en los vagones pero no dieron con él, finalmente descubrieron que estaba en el interior de un vagón en las vías de la antigua estación de ferrocarril. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO