11 de dic de 2018

Ya no están los árboles que vieron en los primeros recorridos

*Es lo que responden en la Red de Conciencia Ambiental cuando se les pregunta si saben de más tala de árboles con motivo de la obra del


Por OFICINA | viernes 29 de junio del 2018 , 06:28 p.m.

*Es lo que responden en la Red de Conciencia Ambiental cuando se les pregunta si saben de más tala de árboles con motivo de la obra del río Tula.

*Por ello interpusieron denuncia contra Conagua ante la PGR.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

En los más recientes recorridos que han realizado por la zona donde se lleva a cabo la obra del río Tula por parte de Conagua, ya no están los árboles que habían visto en pie después de que se derribaran más de 800 de ellos dentro del plan de talar 9 mil ejemplares por el proyecto de rectificación del cuerpo de agua.

Así lo dio a conocer René Romero de la Red de Conciencia Ambiental “Queremos vivir”, A.C., quien en conferencia de prensa con los demás integrantes de este grupo y de otras asociaciones, dio a conocer las acciones que han emprendido a fin de hacerse escuchar por los daños que ya le están causando al río con la obra y por ende a la población.

Refirió que si bien no han cuantificado los árboles derribados saben que han continuado con esta práctica, a veces retirando piedras que sirven de soporte a los macizos, para después decir que estaban muy endebles y que por eso se cayeron solos. 

La Red además de dar a conocer la demanda interpuesta ante la Procuraduría General de la República, sobre las cuestiones técnicas y alternativas, hizo eco al llamado que hizo José Guadalupe Rodríguez para que cada vez más personas se unan a la causa que abandera este grupo de personas interesadas en el medio ambiente y bienestar de la población.

Por cuanto a la demanda formal con la que alzan la voz, se especificó que se interpuso en contra de la Comisión Nacional del Agua y servidores públicos de la dependencia, por la destrucción ambiental y el ecocidio provocada en esta zona por las obras que con el pretexto de evitar inundaciones quieren convertir al río en un canal.

La carpeta de investigación es la FED/HGO/TULA/000/1556/2018, en la que como medida cautelar se solicitó al Ministerio Público el inmediato resguardo del lugar y la suspensión de las obras, a fin de evitar un daño ambiental irreparable. Confían en que las autoridades actuarán en consecuencia.

Porque con la obra se pretenden talar 9 mil árboles en un área de 20 kilómetros, acción que comenzó hasta acabar con especies que contaban con cientos de años de antigüedad. Hizo hincapié la Red en que el canal recibiría los afluentes del nuevo aeropuerto, lo que no fue considerada de manera dolosa en el proyecto, para lo cual no cuenta con la capacidad suficiente.

Los miembros de la sociedad civil argumentan que el estudio fue hecho de manera dolosa y que refleja desconocimiento, incumplimiento y abuso de autoridad de los funcionarios a cargo, ya que no consideraron temas como la contaminación a los mantos freáticos subyacentes, así como el concreto utilizado provocaría el rebalse y derrame sobre zonas permeables no preparadas para esos efectos.

Por lo anterior, el incumplimiento de las autoridades denunciadas implicaría la total destrucción del sistema acuífero de la zona, con los consecuentes cambios climáticos por sequía o excesos de lluvia.  Sobre la denuncia detalló más los datos la licenciada Siomara Ramírez.

Del ciclo hidrológico del agua como consecuencias de la pavimentación del río Tula habló la maestra en Ciencias de la Tierra del IPN Beatriz Díaz, quien a través de un mapa mostró lo que pudiera pasar, además de aclarar que el río además de aguas negras recibe también limpias; lo que más se encuentra en ese cuerpo es salmonela.

La presentación de alternativas para la descarga de aguas residuales por los canales de riego estuvo a cargo del Grupo Ecologista Hidalguense; esto luego de que se observara un video del contexto del río Tula. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO