23 de jul de 2018

Temen que otra avalancha de agua se lleve todo, hasta su vida

*Ya perdieron 40 borregos y no quieren que se repita esta tragedia para ellos.   Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA   Si pudieran reubica


Por OFICINA | martes 3 de julio del 2018 , 05:59 p.m.

*Ya perdieron 40 borregos y no quieren que se repita esta tragedia para ellos.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Si pudieran reubicar su vivienda sería lo mejor. Temen que otra avalancha de agua les llegue con fuerza y acabe ahora sí con todo lo que han logrado a través de los años. Después de perder 40 borregas por la tormenta que en días anteriores azotó a parte del municipio de Tula, ya no les caería de extraño.

Ellos son la familia Olguín Jerónimo de San Miguel de las Piedras, en el municipio de Tula, quienes perdieron 40 borregos de diferentes tamaños y que ellos valúan en más de 100 mil pesos, porque algunas hembras estaban cargadas, otras en engorda para su venta o consumo propio, también había en destete.

Doña Juana Jerónimo agradece estar todos bien después de vivir una tormenta tan fuerte como la de ese lunes que quisieran olvidar, porque a causa de ella perdieron su patrimonio logrado con mayor énfasis en los dos últimos años cuando lograron hacerse de varios pies de ganado ovino, entre ellos tenían como 30 grandes y diez pequeños.

Los borregos cuyo costo oscila entre los 1700 y 3550 pesos, de acuerdo al tamaño se traduce en una pérdida muy importante para la familia integrada por doña Juna Jerónimo e Ignacio Olguín, así como sus hijos. El señor se dedica al campo y el tener ganado era para ayudarse en los gastos.

Recuerda la señora Juana que el agua los encajonó y se les fue atrás de la casa, tiró la barda y ésta cayó sobre los corrales donde estaban los borregos.  Vieron uno a uno los animales que yacían ya sin vida, hasta las borregadas cargadas que tendrían a sus crías en este mes de julio.

Reconoce la señora Juana que han recibido ayuda de la presidencia municipal, pero al alcalde no lo han visto después de la tragedia y por ello su esposo tiene pendiente un encuentro con él. Recibieron el servicio de la maquinaria para arreglar lo más posible su propiedad.

Lo que quisieran como familia es que les ayuden de alguna manera para reubicarse de casa, porque tienen miedo de que les vuelva a ocurrir lo mismo con otra tormenta y ahora sí peligre no solo la vida de sus animales sino de ellos mismos. Aunque sea para que puedan construir un cuarto, porque además hay desgajamiento cerca de su vivienda actual.

Afortunadamente habían comenzado tiempo atrás con el seguro de los animales y ahora el área de Desarrollo Agropecuario del municipio a cargo de Guadalupe Santos les apoya para lograr que les paguen por sus animales. Por esta razón el lunes 2 de julio acudieron al área y ese mismo día realizarían el recorrido con el personal valuador de los daños.

Además de que tendrían que ver el tema de salud por tratarse de varios animales muertos.  Es de su interés continuar con el trámite del seguro, porque no solo los borregos perdieron sino también la barda donde invirtieron mucho dinero porque jamás pensaron en lo ocurría con la tormenta.

“Lo importante es que estamos bien, primeramente Dios con poquito que volvamos a empezar, porque lo perdido ya no se recupera”, expresó la señora sin dejar de estar consciente que tendrán que empezar de cero para volver a reunir ganado ovino. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO