21 de sep de 2018

Se vigila y sanciona el comportamiento policial

*Dentro y fuera de la corporación; en lo que va del año diez quejas llegaron a la Contraloría municipal de Tula, tres se resolvie


Por OFICINA | viernes 15 de junio del 2018 , 02:35 p.m.

*Dentro y fuera de la corporación; en lo que va del año diez quejas llegaron a la Contraloría municipal de Tula, tres se resolvieron y cuatro están en proceso de investigación.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

Con una fuerza policial de poco menos de 200 elementos en Seguridad Pública municipal, son cuatro las quejas ciudadanos contra algunos de ellos y que se están abordando en el área de Contraloría municipal, en coordinación con la comisión de honor y justicia de la propia corporación.

La comunidad, dijo el titular del área Emmanuel Chacón Estrada, tiene que saber que por parte del municipio y de la Contraloría se  vigila y sanciona, pero también que en la Secretaría de Seguridad Pública hay una comisión de honor y justicia con las mismas tareas.

Se trabaja en ambas áreas, dijo, para que los oficiales de Seguridad Pública incurran lo menos posible en violaciones a la ley o los procedimientos de derechos humanos; por lo que cuando uno de los elementos falta a algunos de esos lineamientos fundamentales tienen que intervenir y en ocasiones suspender a los uniformados.

Por lo que hizo un llamado a todos los oficiales para recordarles que son jefes de familia, ejemplo para la comunidad, portan un uniforme al que deben dignificar y en ese sentido no pueden por ningún motivo faltar a los principios éticos y de derechos humanos.

No son muchos, informó, los casos que por ahora investigan, pero sí importantes; se trata de cuatro quejas contra policías. En lo que va del año llevaban diez, tres de ellos ya se resolvieron. De todas se ha exhortado al área continuar con la capacitación en temas como el respeto a los derechos humanos.

Pero además se siguen casos internos, como el de los oficiales que estaban molestos porque se les fincó una responsabilidad  administrativa para reparar una unidad; esto se desprendió de la bitácora del uso de las patrullas. Porque los elementos aseguraron que recibieron en malas condiciones y la unidad se desbieló.

Se ha exhortado a los uniformados a tener los cuidados mínimos previos, por ejemplo revisarle el agua, el aceite y la gasolina cuando menos; de ahí que la bitácora viene a resolver los problemas de entrega-recepción de las unidades día a día.

De ahí que al no considerar lo anterior tuvo que imponer responsabilidad administrativa contra oficiales que finalmente tuvieron que reparar el daño que causaron no a la patrulla pues se trata de un daño patrimonial contra el municipio.

Primero investigaron para saber quién o quiénes tenían la responsabilidad, para entonces fincarla y proceder a la reparación del daño que es un procedimiento resarcitorio, a fin de que la hacienda municipal no se vea tan afectada. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO