20 de jun de 2018

Renunció a su “militancia” al PRI Gerardo Sosa

Debido a que circula una carta dirigida a Enrique Ochoa Reza, presidente del Comité Directivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional


Por OFICINA | martes 20 de febrero del 2018 , 05:43 p.m.

Debido a que circula una carta dirigida a Enrique Ochoa Reza, presidente del Comité Directivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, y que también se le hizo llegar al Comité Directivo Estatal (CDE) de Hidalgo el lunes 19 de febrero, hoy se sabe que Gerardo Sosa Castelán renunció a su militancia, de la cual no se tenía certeza por la forma de ser del exdirigente estatal del tricolor.

 “Una llamada de atención demanda un cambio. Pero el cambio resulta imposible en una organización política que ve en la crítica constructiva una expresión de indisciplina y en el debate abierto una forma de confrontación y enemistad por estos motivos con carácter irrevocable e inmediato presento mi renuncia al Partido Revolucionario Institucional”, expresa en la carta de renuncia.

Agrega que “los seres humanos debemos ser fieles a nuestros principios y convicciones. Esto no solo construye la identidad individual, sino la política verdadera. Mi reconocimiento a las bases permanece. Mi respeto a la militancia, organizaciones y sectores es profundo. Sin embargo, la lealtad se la debemos al pueblo porque en ello radica el apego a nuestra Constitución, inspirada en los valores de la libertad y la justicia social. Quienes se apoderan del partido no pueden despojarnos de nuestra conciencia”.

Esta carta aparece ahora que el candidato de Morena a la presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador se ha reunido ya con integrantes de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, casa de estudios de la que Gerardo Sosa es presidente del patronato universitario.

Sosa Castelán ha sido presidente del comité estatal del PRI en Hidalgo, exaspirante a la gubernatura, diputado federal y local abanderando al partido que hoy deja después de una militancia de más de 30 años.

Comenta en su carta “renuncio, en efecto, a ser cómplice de la situación que vivimos en la que advierte un secuestro del organismo en perjuicio del interés superior de la comunidad. Los privilegios de unos cuantos y la exclusión de la mayoría no se puede ocultar con mítines y promesas. Es inadmisible pretender silenciar los reclamos de un pueblo sumido en la pobreza con aplausos y auto celebraciones de culto a la personalidad de sus supuestos representantes. La dádiva al pueblo con su propio dinero no es dádiva, es un despojo normalizado, un burdo engaño institucional”.
“… los hidalguenses no podemos sino lamentar estar hundidos en un rezago inaceptable; no somos un estado pobre, somos un estado empobrecido que vive una condición de subdesarrollo sostenida y administrada para beneficio de unos pocos, en perjuicio de la mayoría; subordinar el interés general al interés de un grupo supone ignorar los principios más elementales de nuestro ordenamiento constitucional “, añade en el escrito de renuncia. *NI* 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO