24 de may de 2018

Que se frene el saqueo y destrucción de vestigios arqueológicos

*Debido a la obra del gasoducto Tula-Villa de Reyes, piden ciudadanos de Tula y ejidatarios de San Francisco Bojay.     Por MARLENE GOD&I


Por OFICINA | viernes 20 de abril del 2018 , 05:47 p.m.

*Debido a la obra del gasoducto Tula-Villa de Reyes, piden ciudadanos de Tula y ejidatarios de San Francisco Bojay.

 

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Vecinos de Tula y ejidatarios de San Francisco Bojay se dicen en contra de la destrucción de vestigios arqueológicos como los que fueron hallados, debido a la obra del gasoducto Tula-Villa de Reyes en tierras ejidales, a las orillas de la carretera Tula-Tepetitlán.

En recorrido de este medio de comunicación se pudo corroborar las exploraciones que realiza al parecer el Instituto Nacional de Antropología e Historia, o por lo menos bajo su supervisión en tierras ejidales de Tula, por donde se sabe va a pasar el gasoducto que construye TransCanada a través de la empresa Bonetti.

Ejidatarios dijeron que de acuerdo al artículo 2 de la Ley de Monumentos ellos como campesinos pueden organizarse para defender los vestigios y evitar el saqueo, aunque no sean parte del ejido de Tula, porque han hallado vasijas, obsidiana, osamentas y restos de construcciones.

Desconocen si es el INAH el que encabeza los trabajos porque casi siempre las camionetas que están son de la empresa que realiza el gasoducto, en tanto que los arqueólogos están sentados y solo observan a los trabajadores contratados al parecer para los trabajos de exploración y salvamento.

Los vestigios se encuentra en las colindancias con el ejido de San Francisco Bojay; lo que temen ciudadanos es que destruyan gran parte de lo hallado porque incluso ya taparon algunos de los vestigios. Y es que de acuerdo a lo proyectado el gasoducto pasará por encima de donde se ubican los restos arqueológicos.

Y ahí hay cimientos, donde se pudieron ver piedras labradas y vasijas; además de que el sitio se localiza cerca de la Zona Arqueológica de Tula con una pirámide a pocos metros.

Incluso hay mogotes que los toltecas utilizaban cuando moría una persona, sobre todo un jefe o jerarca, para enterrarlo ahí y le hacían su altar o monumento.

Estos trabajos de exploración se realizan desde septiembre del 2017 y ya comenzaron a cubrir gran parte con la misma tierra, por ello les preocupa a ciudadanos de Tula  el saqueo y destrucción de bienes que son de la nación.

Asimismo comentaron que si cubren lo hallado se supone ya no podrá pasar el gasoducto, porque incluso se nota que quisieron cambiar el trazo pero se hallaron con otros vestigios más que este medio de comunicación pudo observar con otro punto de exploración muy cerca.

El derecho de vía que tienen la empresa TransCanada es 30 metros en total, pero solo utilizan 10 metros para el tubo. Pero el detalle es que en toda esa zona hay vestigios arqueológicos, tan es así que es conocido el lugar como “las pirámides”.

Refirieron los inconformes con el saqueo y destrucción que muy cerca de ahí, a no más de 300 metros, fue hallado el jaguar que fue noticia a nivel nacional hace años por su gran valía.

Lo que se les hace curioso a los ciudadanos es que el INAH siempre se comporta intransigente cuando un particular intenta construir donde se supone hay vestigios. Pero ahora como se trata de una gran empresa y extranjera se les permite lo que sea, seguramente porque hay dinero de por medio.

Se les hace raro este actuar de la dependencia federal que se supone está para resguardar el patrimonio arqueológico, en este caso de Tula. Sobre todo les sorprende el que no haya dado a conocer lo que se ha encontrado durante la obra.

Porque por ejemplo en redes sociales se ha exhibido piezas supuestamente halladas durante los trabajos del gasoducto, pero no de forma oficial sino a través de ciudadanos, por lo que campesinos y ciudadanos exigen se informe sobre lo encontrado y que se frene el saqueo, pero sobre todo no se permita la destrucción del patrimonio arqueológico. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO