16 de ene de 2019

Publicarán escritos en hñahñú de extinta escritora de San Ildefonso

*Esta es una de las estrategias de la Secretaría de Turismo estatal para evitar que se pierda el habla y escritura en lenguas originarias. &nb


Por OFICINA | martes 21 de agosto del 2018 , 06:23 p.m.

*Esta es una de las estrategias de la Secretaría de Turismo estatal para evitar que se pierda el habla y escritura en lenguas originarias.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Publicarán los materiales que dejó escritos Adela Calva Reyes, dado que están con la traducción a la lengua castellana, dio a conocer Alberto Avilés Cortez de la Dirección General del Patrimonio Cultural en el estado, quien detalló del homenaje que de esta manera le harán a la escritora hñahñú originaria de San Ildefonso, municipio de Tepeji.

Con ello se quiere reconocer  el trabajo que se hizo desde hace 10, 15 o 20 años la señora Adela Calva, acaecida en marzo del presente año; pero también difundir que una cosa es hablar la lengua y otra escribirla, dado que tiene que ver con cuestiones gramaticales, de fonología, el estudio de los términos y conceptos de la grafías.

Adela Calva escribió el libro “Alas de la palabra. Ra hua ra hiä” e hizo la traducción de dos obras más. Por lo que ahora al saberse que dejó escritos con la traducción al castellano, se pretende apoyar de alguna manera el uso, el manejo y la difusión del otomí en San Ildefonso.

Para Alberto Avilés el rescate de las lenguas originarias, mal llamadas ya lenguas madre, es un trabajo que no solamente le pertenece a una institución sino que debe ser interinstitucional. Si bien es cierto, dijo, la responsabilidad recae en instituciones que  últimamente se han quedado después del 94  o del movimiento zapatista.

Porque se dio la creación de universidades  interculturales o del centro de culturas indígenas, además de espacios e instituciones de desarrollo social  que se encargan de los pueblos indígenas; sin embargo, es una tarea también para los mismos pueblos indígenas.

Porque ellos deben seguir hablando su lengua, enseñándola de padres a hijos y sí efectivamente las escuelas son un espacio y una instancia que de entrada tendría que tener el compromiso de enseñarla, pero en la casa se hace de manera más práctica y ya en la escuela se tiene que enseñar desde el punto de vista gramatical.

Recordó que en los años 40`s, 50`s y 60`s con las políticas indigenistas es las escuelas se fueron quitando las lenguas de las escuelas, y ahora éstas deberían regresarlas. Sin embargo, por parte de la Secretaría de Cultura lo están uniendo a otro proyecto que era precisamente la Orquídea de  Plata, concurso de poesía que se llevaba a cabo exclusivamente en Santiago de Anaya.

Y ahora por indicaciones del secretario la convocatoria se amplía en todos los municipios y comunidades donde se habla la lengua, pero también a todos los estados donde se habla otomí en sus distintas  variantes; aunado a que se le apuesta a la impartición de cursos de lenguas y talleres de literatura en lengua y uno de ellos es precisamente en la comunidad de San Ildefonso de Tepeji  del Río.

La Dirección General Indígena, agregó, tiene ubicados a los municipios con comunidades donde se habla la lengua o se conserva. Entonces las escuelas que funcionan en estas comunidades son bilingües; se enseña la lengua pero a partir de donde se enseñan los conocimientos universales.

Últimamente se ha implementado el programa de la diversidad al considerar la universidad; es un poco distinto  a lo que fue la Dirección General de Educación Indígena porque solamente estaban pueblos monolingües o bilingües, porque el maestro enseñaba el uso de la lengua y la escritura.

Pero cuando terminan la escuela primaria como no hay un seguimiento de estas entonces a nivel medio y medio superior; entonces es necesario que tengan los elementos en el conocimiento para que puedan acceder a la secundaria y a la preparatoria. Es decir, que se puedan desenvolver en cuanto a la cultura universal.

Sin embargo, en los últimos años se han creado universidades interculturales y otros espacios con el enfoque de la biodiversidad, mismo que plantea que no solo se piense en las comunidades indígenas sino también para aquellos que no hablan ninguna lengua indígena, pero que tenga nociones y conocimientos  de aquel otro que habla una lengua distinta al español.

Opinó que habla de lenguas madre sería crear polémica porque antes con esa denominación se referían a las lenguas indígenas en México. Son 68 lenguas indígenas y 364 parientes lingüísticas; en el caso de Hidalgo hay tres lenguas predominantes y 36 lenguas huéspedes.

  El término ya quedó obsoleto porque la lengua materna es la que “mamé desde que nací o de mi infancia, entonces en este sentido todos tenemos una lengua materna que puede ser el español o el inglés por ejemplo en el caso de los migrantes que nacieron en Estados Unidos”.

Volviendo al tema de los materiales de Adela Calva, no solo de ella se publicará sino de otros escritores en lengua distinta al español, pueden ser cuentos o poesía. Por ahora se ocupan de la captura de los escritos de la extinta escritora de San Ildefonso. Se proyecta además tres diccionarios o vocabularios en tepehua, hñahñú y náhuatl.

Todavía no se tienen la fecha de lanzamiento de las publicaciones, porque dependen de los recursos. Pero se proyectan mínimo dos materiales escritos en lengua en este año, antes de que termine diciembre. De cada uno de los materiales se editarán mil ejemplares, mismos que serán distribuidos en su mayor parte en venta. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO