23 de abr de 2019

Podrían sancionar a ex delegación municipal de San Miguel Vindhó

*Si no aparecen alrededor de 500 recibos que avalen los ingresos y egresos de los recursos manejados durante la gestión 2015-2016, inform&oacut


Por OFICINA | martes 15 de enero del 2019 , 05:40 p.m.

*Si no aparecen alrededor de 500 recibos que avalen los ingresos y egresos de los recursos manejados durante la gestión 2015-2016, informó el contralor municipal de Tula.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

Pudiera haber sanciones contra quienes resulten responsables de las irregularidades que se deriven del caso de la delegación municipal 2015-2016, de San Miguel Vindhó en el municipio de Tula de Allende, dado que no le han sido entregados a la Contraloría municipal alrededor de 500 recibos de ingresos de recursos.

Así lo informó el contralor municipal Emmanuel Chacón Estrada, quien explicó que en el caso de la auditoría practicada a esa gestión delegacional, se hizo en varias etapas, en la primera de ellas se auditó lo concerniente al panteón, hubo observaciones que se solventaron.

Cabe mencionar que de ese comité del panteón estuvo a cargo la señora Mónica Prado, quien fue la que solicitó la auditoría y además enfrentaba un problema ya legal por concepto de algunas tumbas que ya le devolvieron, como se informó en este bisemanario en la edición anterior.

El contralor precisó que sigue pendiente la auditoría para la comisión de festejos y la propia delegación, dado que no aparecen más de 500 recibos de esa administración,  para poder profundizar en la investigación.

Por ello le giró un oficio al actual delegado Alejandro Pizaña para que le hagan llegar esos recibos, porque cuando solicitaron la información detectaron que faltaban muchos recibos y no se podía determinar con precisión si había faltantes o desviación de recursos.

Para evitar más problemas como estos en las delegaciones, ya le sugirieron al delegado de San Miguel Vindhó que lleven libro de ingresos y egresos para que con puntualidad tengan la información financiera.

En la delegación auditada no llevaban un libro como tal y es la misma recomendación que les hacen a todos los delegados, porque de una u otra manera tienen ingresos y egresos, y la ciudadanía requiere conocer esa información.

Entonces prácticamente no hay resultados todavía de esa auditoría. Por ello aunque la señora Mónica Prado haya tenido problemas con el ex delegado de San Miguel Vindhó, Cesáreo Guzmán, no pueden estimar algo que no está sustentado con evidencias físicas.

Recordó el entrevistado que la auditoría comenzó en el 2016, pero sigue sin ser concluida por la falta de los recibos. Actúan, dijo, bajo principio de legalidad porque no pueden crear algo que no tienen.

Sin embargo, en caso de que definitivamente no se cuente con esas pruebas como son los recibos, se tendrán que considerar algunos principios de ley de contabilidad gubernamental, misma que determina transparentar los recursos y llevar a cabo la contabilidad de acuerdo a los lineamientos de la Comisión Nacional de Contabilidad.

Reconoció que no todos los delegados municipales conocen ese tipo de lineamientos y tampoco se sienten como servidores públicos, pero lo son porque de una u otra manera reciben recursos municipales y tienen que ser auditados.

De tal manera que en este caso de la delegación municipal 2015-2016 que encabezó Cesáreo Guzmán podría haber sanciones que sería la devolución del  monto desviado o no aclarado o justificado.

Porque puede establecerse responsabilidad administrativa que según la ley puede ser resarcitoria económicamente o la inhabilitación para ocupar algún cargo público y hasta por diez años si es grave, detalló el contralor municipal. *NI*

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO