19 de feb de 2019

Platiquemos de topes

*En la carretera Tula-Cruz Azul y Tula-Tepeji más de 30 de ellos tienen que sortear los automovilistas.   Por MARLENE GODÍNEZ PIN


Por OFICINA | martes 27 de noviembre del 2018 , 06:22 p.m.

*En la carretera Tula-Cruz Azul y Tula-Tepeji más de 30 de ellos tienen que sortear los automovilistas.

 

Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA

 

 

Pareciera que cada que aparece un negocio o se abre una calle un tope debe construirse. Y aquí el problema radica en que no existe una cultura vial para no conducir a alta velocidad en la ciudad, respetar los límites en las carreteras y sobre todo conducir con precaución por si otro automovilista sale de otra calle de repente.

Los topes se han vuelto tan comunes que pareciera la solución de todos los accidentes. Cómo olvidar que a raíz de un atropellamiento, vecinos pidieron colocación de topes en la desviación a Tepeji por San Pedro; cuando no debe restársele responsabilidad al conductor, pero tampoco al peatón, aunque en este caso fue fatales consecuencias.

Los topes son muy socorridos para evitar accidentes al no contar con otras medidas para evitar que los conductores circulen como si llevaran prisa. Y sale a colación este comentario porque en la carretera Tula-Tepeji recién se colocó un tope, cerca de la gasolinera en El Carmen a la altura del verificentro.

Si bien dicen algunos que se colocó para beneficiar precisamente a los propietarios del verificentro, otras voces apuntan a que han ocurrido continuamente accidentes en ese punto y por ello se hizo necesaria la colocación de la protuberancia en el camino.

En fin. Muchas pueden ser las razones por las que autoridades y ciudadanos le apuesten a los topes como la mejor solución a los males viales. Pero quienes circulan carreteras como la Tula-Tepeji diariamente pueden afirmar que es cada vez más lenta, por el tráfico y los mismos topes.

Quizá nadie se haya preguntado por ejemplo, cuántos topes hay por ejemplo de Tula a Cruz Azul o de Tula a Tepeji. Pero es buen ejercicio en el entendido de que uno más en tan pocos kilómetros quizá no sea la mejor opción.

Por ejemplo a partir de San Lorenzo, a la altura de la primaria Melchor Ocampo y hasta el Salón de Usos Múltiples de Cruz Azul este medio de comunicación contabilizó más o menos 39 topes, en una distancia de alrededor de siete kilómetros.

Es decir, casi seis topes por cada kilómetro. Sin contar, los otros que la persona se encuentren desde el punto de su partida, porque el conteo se hizo solo desde San Lorenzo. Llama la atención que en varias esquinas y sobre todo si hay una tienda cerca, existe un tope, como si fuera la constante y el requisito para construirlos.

De Tula a Tepeji partiendo desde la gasolinera Álvarez son 34 topes más o menos, contando los inexplicables tres pequeños que se encuentran justo antes de la entrada a San Ildefonso si se viaja de Tula al vecino municipio de Tepeji. Hay algunos reductores de velocidad con las llamadas boyas.

En este caso el kilometraje es distinto al de la Tula-Cruz Azul. De Tula a Tepeji son aproximadamente 19 kilómetros, es decir lo doble a la otra ruta y casi con la misma cantidad de topes. Ayuda a que haya menos el tramo de cuatro carriles de La Colorada que está libre de ellos, aunque no hace mucho tiempo colocaron algunos en cada sentido a la altura de El Columpio.

Con estos datos se comprueba en que sigue siendo la ruta más rápida para ir de Tula a Tepeji, la denominada por El Carmen; aunque los tiempos de recorridos son cada más grande, ya se habla hasta de 40 minutos y si el tráfico en Tula se complica llegar al destino, dependiendo el sitio, se convierte en una hora.

Solo de Tula a la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji se cuentan hasta 20 topes, más de la mitad de los 34 que se encuentra el automovilista para llegar al municipio tepejano. Sin duda que los topes son muy recurrentes para los tulenses, porque en esas dos vías principales de comunicación están plagadas de ellos. *NI*

ÚLTIMAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

ARCHIVO